El crecimiento de la industria automotriz nacional parece no tener techo. Una gran muestra de este hecho fue el éxito que ha tenido Automechanika 2010, la feria de la industria autopartista que se llevó adelante en La Rural durante la semana pasada. Tanto los titulares de las empresas expositoras (muchas de capitales nacionales, además de las filiales de multinacionales) estaban de algún modo exultantes con las proyecciones para el 2011.

Y no fue para menos. Según la ministra de Industria Débora Giorgi, que disertó en el acto inaugural de la muestra, “la industria automotriz nacional prevé alcanzar en 2011 una producción de 840.000 ‘ vehículos y se encamina a integrar un 60 por ciento de autopartes nacionales en los próximos dos años, el cual, en comparación con el 2008, el déficit comercial del sector se reducirá en 600 millones de dólares”. Además, señaló que las terminales están desarrollando inversiones por 1.000 millones de dólares y que las autopartistas, entre proyectos en desarrollo y a ejecutar, suman otros 690 millones de dólares.

Autopartistas como Monroe Fric Rot, fabricante de amortiguadores y equipos de escape tienen pensado aumentar fuertemente su producción en 2011. “Tenemos idea de llegar a producir 14.500 amortiguadores diarios, cifra excelente si se piensa que el año pasado tuvimos que bajar la producción a 10.000 equipos por día y hoy hacemos 12.800” dijo Ornar O’Shea gerente Regional de Ventas y Capacitación de la Región Norte de la empresa.

AFAC (Asociación de Fabricantes Argentinos de Componentes), uno de los organizadores de este evento, expresó en un comunicado, que según sus propios cálculos y los de ADEFA (Asociación de Fabricas de Automotores) la producción en automotriz en la Argentina, proyectada al fin del año superará las 700.000 unidades y que el objetivo fijado entre las asociaciones y el Gobierno nacional es de alcanzar la cifra emblemática de un millón de autos para un futuro cercano. Las inversiones en automotrices fueron anunciadas por las firmas Ford, Peugeot, Fiat, Mercedes y Honda, entre otras; mientras que algunas de las autopartistas que encararon proyectos nuevos son las fábricas Denso, Faurecia, MA Automotive, HP Pelzer, Prestolite, Pirelli, Basso, Industrias Guidi y Deutz, y Moura entre otras.

Sin embargo, varios de los autopartistas estaban también entusiasmados por las nuevas licitaciones que varias automotrices llevarán adelante para la producción de nuevos modelos, pero por los que aún no hay comunicados oficiales de las terminales.

INTEGRACIÓN NACIONAL. Los nuevos modelos que presentaron Renault y Peugeot, y los que Fiat y Ford anunciaron para 2012, alcanzarán un 60 por ciento del valor en piezas nacionales, contribuyendo así al mejoramiento de la balanza comercial del sector y haciendo más sustentable la industria automotriz-autopartista. Sin embargo, para entender esta nueva sustentabilidad es necesario entender cuantos empleos viene generando la industria, en forma directa en las plantas automotrices, e indirecta en las autopartistas: la industria productora de vehículos duplicó su cantidad de empleados en los últimos 7 años y hoy ocupa en forma directa a 27.200 personas, e indirectamente a 52.800 que pertenecen al sector autopartista, formado por 400 empresas.

La ministra Giorgi además manifestó que “el sector automotriz, a partir de 2003, alcanzó un crecimiento promedio anual del 28,6% con un creciente uso de la capacidad instalada, acompañado por un flujo inversor de US$ 3.500 millones que hace que se alcancen niveles récord de producción, exportaciones y patentamientos, superando en alrededor del 30% los máximos de la década pasada. Esta expansión nos permite pensar hoy en la producción de 1 millón de vehículos en los próximos años”, dijo Giorgi.

PANORAMA MUNDIAL. El crecimiento del sector parece ser uno de los mayores del mundo, solo comparable al de China, que si bien creció menos, un 35 por ciento, en el en 2009 ese país produjo nada menos que 13 millones de autos, superando a Estados Unidos como primer productor mundial. Sin embargo nuestra potencia industrial vecina, Brasil, que tuvo un los primeros 9 meses del año corriente ha crecido un 17,3 por ciento, cifra nada desdeñable si se piensa que el mercado de ese país es de aproximadamente 3,5 millones de vehículos anuales.

Automechanika 2010 ha dejado un sabor mucho más dulce que la edición del 2008, donde el panorama de la crisis se volvía cada vez más sombrío para el sector a nivel mundial, y en donde también el país ofrecía un “paraguas” donde la tormenta financiera “mojaba” menos por aquellas fechas. El ambiente era otro. El 2011 explicará mejor si el crecimiento del sector tiene bases sólidas. Los números parecen presagiarlo.

Fuente: Buenos Aires Económico (24/11/2010).