La firma del rombo ya firmó el precontrato para producir un nuevo auto en Córdoba.

Dominique Maciet, presidente de Renault Argentina, afirmó ayer que la planta de Santa Isabel “ganó el precontrato” para producir un nuevo vehículo en Córdoba. Ello posiciona a la usina cordobesa en inmejorables condiciones para que la compañía francesa confirme en los próximos meses su decisión de sumar un quinto modelo a su línea de producción.

“En el precontrato que hemos firmado con la compañía hemos ganado el nuevo auto. Ello quiere decir que demostramos que somos capaces de fabricarlo con menores costos que otras plantas de la región”, sostuvo Maciet desde Bariloche, donde Renault presentó ayer  en sociedad el Fluence, el nuevo mediano de la marca gala que comenzará a ser comercializado desde mañana en todo el país.

A partir de ahora, Santa Isabel tendrá entre seis y ocho meses para ratificar con hechos el precontrato para ensamblar el futuro vehículo. De confirmase el adelanto, la planta cordobesa podría llegar en 2012 a saturar su capacidad productiva, superando los 250 mil autos por año, una cifra histórica para una automotriz en Córdoba, lo que implicará sumar unos 300 nuevos puestos de trabajo.

El futuro auto será un vehículo chico, de gran volumen de producción (100 mil por año), que obligará a utilizar el tercer turno de la planta. “Si fuera necesario, ya estamos previendo una inversión de siete millones de pesos para elevar el ritmo de producción de 32,5 a 37 autos por hora”, detalló el presidente de Renault Argentina.

Según Maciet, la empresa piensa autofinanciar el nuevo proyecto, sin requerir ayuda del Gobierno nacional tal como ya lo solicitaron General Motors y Fiat. De todos modos, harán uso de los incentivos que tanto la Provincia como la Nación tienen disponibles para el sector, como exenciones impositivas y subsidios energéticos y laborales.

Actualmente, la planta cordobesa funciona con dos turnos en los que trabajan unos 2.500 operarios. Para el año próximo esperan despachar desde Córdoba alrededor de 140 mil cero kilómetro, entre sus modelos Clio, Kangoo, Symbol y Fluence, lo que representará una suba del 47,4 por ciento respecto de los 95 mil que terminará produciendo en 2010. El 60 por ciento de esos vehículos serán exportados a Brasil.

Más proyectos. Maciet también adelantó desde Bariloche la posibilidad de que Santa Isabel comience a producir motores, sobre la base de una iniciativa del Gobierno nacional presentada a todas las terminales del país, con el propósito expreso de incrementar el porcentaje de integración nacional de los vehículos fabricados en el país.

Además su idea es duplicar el número de profesionales del área de Ingeniería de la fábrica cordobesa (pasando de los 150 actuales hasta llegar a 300) con el objetivo que desde allí puedan diseñarse en un futuro no muy lejano nuevos modelos.
No obstante estos planes, y a pesar del récord de producción, Maciet dijo que en 2010 la empresa apenas si saldrá con sus números equilibrados, luego de un 2009 complicado. Según sus estimaciones, en 2011 se producirán en Argentina 800 mil unidades y se venderán alrededor de 660 mil, mercado en el que Renault espera tener un 13,6 por ciento de participación.

“Para llegar a la meta de un millón de autos vendidos en el país se tienen que dar dos condiciones: que siga creciendo la economía y que se incremente notablemente las alternativas de financiación”, entendió el empresario.

1300 Fluence vendidos antes de llegar a las concesionarias
El nuevo Renault Fluence está generando muy buenas expectativas en el mercado nacional, al punto que antes de que el coche llegue a las concesionarias ya se “prevendieron” 1.300 unidades en todo el país.

“La venta en concesionarias comienza el 24 de noviembre, y queremos llegar a esa fecha con unos 2.000 Fluence prevendidos”, señaló desde Bariloche un optimista Dominique Maciet, presidente de Renault Argentina.

Según lo destacó el ejecutivo, el Fluence fabricado en Córdoba es el primer vehículo nacional en presentarse con un nivel de equipamiento muy superior a los de su categoría, como por ejemplo GPS integrado y cinco airbags. “El mercado está requiriendo autos con un nivel de equipamiento cada vez más superior”, entendió Maciet al describir el éxito de ventas.

La intención de la compañía francesa es vender unos 10 mil Fluence en 2011, apostando fuertemente a los mercados argentino y brasileño.

Fuente: Día a Día (23/11/2010).