La nacionalización de la automotriz estadounidense General Motors (GM) resultará más cara de lo esperado, indicó hoy un funcionario responsable de los paquetes de rescate.

En tanto, desde Alemania, la firma Daimler anunció que estudia cooperar con su rival italiana Iveco en la producción de vehículos industriales.

En el caso de GM, Neil Barofsky, jefe del Programa de Asistencia a Activos con Problemas (TARP), dijo en una carta publicada en el diario “The New York Times” que para recuperar su dinero el Estado tendría que vender en la bolsa las acciones de la firma en 133,78 dólares.

Sin embargo, ni siquiera en su mejor momento -año 2000-, las acciones superaron los 100 dólares, agregó un cable de la agencia DPA que reprodujo los dichos del directivo.

En tanto, se espera que a fin de año GM vuelva a la bolsa aunque no está claro cuantas acciones entregará el Estado.

El gobierno rescató a GM hace un año con 49.500 millones de dólares y posee el 60,8 por ciento de la firma, pero quiere retirarse de la compañía.

El estado ya recuperó parte del dinero, pero según Barofsky aún faltan 39.700 millones de dólares que deben ser recaudados mediante la venta de acciones.

Por otra parte, la firma Daimler desmintió en el diario económico alemán “Handelsblatt” una versión periodística italiana según la cual estaría negociando con la casa matriz Fiat la adquisición de la división de vehículos industriales, a la que pertenece Iveco.

“En nuestro sector todo el mundo habla con todo el mundo sobre cooperaciones y lo mismo hacemos nosotros”, dijo un portavoz de la automotriz en Stuttgart.

Según el periódico “Handelsblatt”, los directivos de Daimler descartaron la idea de adquirir Iveco por las dificultades que surgirían con las autoridades antimonopolio.

Daimler es líder en el mercado de vehículos utilitarios y camiones de Europa Occidental e Iveco el cuarto mayor.

No obstante, ambas empresas confirmaron haber mantenido contactos.

Fuente: Télam (23/09/2010).