La cadena automotriz se encamina hacia un nuevo récord histórico y las proyecciones del sector apuntan que será batido año tras año hasta 2015. Pese a ese rally de optimismo, “la inflación en dólares nos empieza a incomodar un poco”, admitió José Roberto Costas, gerente de suministros para Sudamérica de la multinacional Tenneco que en Rosario es propietaria de la firma Fric Rot.

Después de una presentación en Rosario ante un nutrido grupo de proveedores, en la que sobresalió perspectivas positivas para el sector, el directivo de la autopartista remarcó las potencialidades para que el autopartismo local crezca más aún si logra acompañar a las automotrices en proyectos de inversión en otros puntos del planeta, en particular de proyectos que tuvieron sus primeras versiones en estas tierras como el Amarok de Volkswagen. “Le queremos trasladar la confianza que tenemos en Argentina para crecer”, aseguró.

“Este escenario a nosotros nos da más ganas para ver si acompañamos ese proceso de proveedor a la automotriz a donde esté y para ello sabemos que tenemos costos competitivos”, dijo, y ante lo cual consideró “hay que estar atentos a la inflación con tipo de cambio estable, ya que no se pueden trasladar todos los precios a las terminales y de allí que buscamos optimizar costos en nuestros procesos de producción”.

De todos modos, Costas cree que en esta etapa tiene un mayor peso y es clave para el futuro de la industria en la región la materialización de nuevas inversiones para incrementar los niveles de productividad. En este sentido, el directivo adelantó que, a los más de cuatro millones de dólares de inversión entre las plantas de amortiguadores en Rosario (Fric Rot) y de caños de escape en Buenos Aires (Walker), en 2011 tienen previsto desembolsar otros ocho millones de dólares.

—Después de los chispazos semanas atrás entre automotrices y autopartistas cuando se anunciaron las líneas de financiación para el sector por parte del gobierno nacional, ¿cómo está hoy la relación?

—Estamos juntos, buscando oportunidades para obtener dinero a bajo costo. Sería bueno que el gobierno pudiera apoyar más. Pero no estamos en la silla esperando, sabemos lo que necesitamos hacer y si no tenemos el apoyo del gobierno igual lo tenemos que hacer.

—¿Es cumplible el objetivo de producción de un millón de vehículos en 2015?

—Es viable. Hay muchos que creen que se trata de una utopía, pero desde Tenneco no lo vemos así, al punto que estamos invirtiendo en esa dirección. Los proveedores están, por ahí lo que se necesita es un poco más de información. En este sentido, nosotros realizamos este evento con nuestros proveedores para que vean las perspectivas que nosotros tenemos para los próximos años, y le queremos trasladar la confianza que tenemos en Argentina para crecer. Hoy el tema es crecimiento económico, social y medioambiental de forma sustentable.

—La planta rosarina exportaba bastante, entre ellas a mercados importantes como EEUU. ¿Cómo afectó la crisis de esos países?

—En 2008 tuvimos un golpe con una fuerte reducción de las exportaciones, pero la necesidad es la madre de la creatividad. Peleamos, es importante resaltar que no despedimos ningún empleado, ya que si bien teníamos algunos problemas logramos arreglar hojas de trabajo, reducir turnos, pero ningún empleo y hoy las exportaciones volvieron y estamos a full en la planta.

—Muchos empresarios, sobre todo del lado industrial, señalan que la crisis produjo una reestrucción en la producción y que sobrevivirán los que aumenten, mediante inversiones y aún teniendo capacidad ociosa, sus niveles de productividad. ¿Coincide?

—Es cierto. Hay muchos que tienen capacidad ociosa pero con equipamiento y procesos de producción antiguos que dan con las condiciones de costos. Aunque algunos de los proveedores tiene todavía capacidad ociosa necesita invertir en equipamiento que le de más productividad.

—¿En Argentina cómo está esa situación?

—Es necesario invertir y los empresarios están decididos a invertir. Brasil está muy demandado y los empresarios argentinos están mirando eso.

—¿Brasil continuará con estas tasas de crecimiento después de la salida de Lula en octubre?

—Hoy tanto en Argentina como en Brasil, los movimientos políticos no influyen mucho más en la economía. Los problemas políticos que surgen no afectan tanto a la producción. El crecimiento económico continuará más allá de si hay o no recambios en la política.

—Algunos actores de la cadena automotriz señalan que la industria en términos globales recién recuperará los niveles de producción previos a la crisis de 2008 en 2013 ó 2014. ¿Cree que es así?

—No soy el más experto, pero para esos volúmenes no tardará más allá del 2012 ó 2013. Europa, salvo algunos países con mayores crisis, viene respondiendo bien, y Estados Unidos comenzó a retornar. Por lo que creo que en un año y medio o dos ya estaremos en esos niveles.

Fuente: lacapital.com.ar (12/09/2010).