Destacó las oportunidades que tiene el país, pero pidió cuidar “el factor competitividad”

Cuando todavía no se acallaron los ecos de su última pelea con el Gobierno, el presidente de Fiat Auto Argentina, Cristiano Rattazzi, advirtió ayer que hay “ruidos y turbulencias” en el futuro de las empresas globales que operan en la Argentina.

Aunque destacó el rol de la presidenta Cristina Kirchner y del gobierno de Córdoba en el desarrollo de la cadena industrial automotriz, pidió “no perder de vista la necesidad de cuidar el factor competitividad” para ampliar los volúmenes de producción.

El empresario habló durante la presentación de las últimas novedades de la marca italiana para el mercado local: el nuevo Idea, la camioneta Strada Adventure con doble cabina y el motor 1.6 E-torQ, que equipará a varios modelos de Fiat. El evento sirvió también para lanzar el Driving Experience, en el Autódromo Municipal, primera acción conjunta con Chrysler Argentina, en el marco de la alianza entre las dos empresas.

“Al estilo argentino, con el calendario electoral por delante, hay ruidos y turbulencias que distorsionan una visión más clara del mediano y largo plazo, particularmente para quienes somos jugadores globales y operamos en sectores que necesitan proyecciones de muy largo aliento”, afirmó Rattazzi.

Hace menos de dos semanas, el máximo ejecutivo de Fiat en la Argentina había protagonizado un entredicho con el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, luego de reclamar “reglas claras” y rechazar que lo quieran considerar “un felpudo del Gobierno”. Fernández le respondió: “Sus declaraciones a veces tienen mucho que ver de acuerdo con cómo se levanta y qué pastilla tomó, si la verde o la colorada”.

Ayer, Rattazzi dio por superado ese entredicho y dijo que lo aclaró en una charla que mantuvo con el jefe de Gabinete. En cambio, no le perdonó al ministro de Justicia, Julio Alak, que lo hubiera tildado de “extranjero” que viene a hacer colonialismo. Rattazzi nació en la Argentina.

Respecto de la industria automotriz, auguró para 2010 un récord de producción en torno a las 700.000 unidades -impulsado en gran medida por la demanda de Brasil- y señaló que llegar al millón de vehículos fabricados en el país “no es una utopía”. De hecho, no descartó la posibilidad de abrir un tercer turno de producción en la planta de Córdoba si la demanda sigue creciendo.

Alertó por la creciente inflación y el retraso del tipo de cambio, y dijo que esperaba que las próximas paritarias con la UOM y el Smata cierren con aumentos salariales de entre 25 y 30 por ciento. Dijo que esta situación torna más compleja la relación con la diferente estructura de costos que hay en Brasil.

Rattazzi reconoció que para su empresa es “un desafío muy importante revertir la imagen de marca de poca calidad de producto”, pero dijo que ya lo están logrando.

DIXIT

“Con el calendario electoral por delante, hay ruidos y turbulencias que distorsionan una visión más clara del mediano y largo plazo”

CRISTIANO RATTAZZI

Presidente de Fiat auto Argentina

Fuente: La Nación (07/09/2010).