La creciente demanda de vehículos por parte del mercado brasileño ha ayudado a la industria automotriz de Argentina a despegar y olvidar la fuerte caída registrada en 2009. En el mes de agosto, la producción ha experimentado un aumento del 52,6% en comparación al mismo período de 2009, según ha informado la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa). De todas las exportaciones registradas en este mes, el 80% tuvieron como destino Brasil. Según las estimaciones de Adefa, este año se podría alcanzar una cifra récord de producción, con un total de 700.000 unidades.

Las exportaciones de automóviles a Brasil han registrado un aumento del 54% durante el primer semestre de 2010, lo que han convertido a este país en el principal impulsor de la industria automotriz de Argentina.

El mercado brasileño se ha convertido en clave para Argentina, ya que la mitad de la producción local se destina al mayor socio del Mercosur. Los analistas consultados aseguran que la dependencia ha ido en ascenso, al compás de la demanda interna de automóviles en Brasil y de la ganancia cambiaria derivada de la apreciación del Real.

El presidente de Adefa, César Luis Ramírez Rojas, ha indicado en un comunicado que en función de las cifras de la industria en los primeros ocho meses del año se puede proyectar una producción en el orden de las 700.000 unidades para el 2010, por encima de la marca histórica de 610.781 unidades producidas en 2008.

Adefa agrupa a las diez principales automovilísticas radicadas en Argentina.

Fuente: americaeconomica.com (06/09/2010).