El presidente Felipe Calderón Hinojosa anunció la eliminación de la tenencia vehicular el 24 de junio dentro de un paquete de acciones para apoyar a las familias mexicanas que quieran adquirir un auto, así como para reactivar al sector automotriz.

En su anuncio el mandatario mexicano recordó el golpe que padeció la industria el año pasado, cuyas ventas cayeron 26%.

Por principio, el Gobierno federal eliminará gradualmente la tenencia de autos, comenzando con la de unidades nuevas.

El Gobierno federal cubrirá el pago de la tenencia de autos nuevos que sean adquiridos por personas físicas por un valor de hasta 250,000 pesos.

El decreto entró en vigor el 25 de junio, después de ser publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF), y tendrá una vigencia hasta el 31 de diciembre de 2011.

Fuente: CNNExpansión (23/08/2010).