Las voces de dos compañías que fabrican autos en el Gran Buenos Aires dijeron que confían en que el conflicto se solucione rápido, porque de lo contrario se vería “gravemente afectada” la producción de sus unidades, que tienen como destino tanto el mercado interno como el externo

Voceros de dos automotrices advirtieron que sus fábricas se están quedando sin acero y expresaron su “gran preocupación” por la permanencia del bloqueo a cinco plantas de la siderúrgica Siderar, del grupo Techint, a manos del Sindicato de Camioneros que reclama mejores salarios y la incorporación efectiva de trabajadores.

Si bien pidieron reserva de las firmas por el momento, los encargados de las relaciones con la prensa de las dos firmas coincidieron en que podrían extender un reclamo institucional al Gobierno en los próximos días si el desabastecimiento de acero permanece por el conflicto entre Camioneros y Siderar.

El Sindicato de Camioneros cumplió el domingo con el sexto día de bloqueo a las plantas de la siderúrgica Siderar, propiedad de Techint, en reclamo por salarios y la incorporación efectiva de trabajadores, y el sector del transporte ya analiza un paro nacional en apoyo.

Si las medidas de fuerza no cesan, el sector industrial sentirá el desabastecimiento ya que en los seis días de protesta la siderúrgica más importante del país no pudo sacar al mercado unas 48 mil toneladas de acero.

La tensión sigue instalada y toma fuerza con el paso de las horas en las plantas que la firma de la familia Rocca tiene en las localidades bonaerenses de San Nicolás, La Plata, Haedo, Florencio Varela y Canning, donde los manifestantes no dejan ingresar ni salir camiones.

El sindicato que dirige Pablo Moyano -hijo del titular de la CGT, Hugo Moyano-, reclama a Techint mejoras salariales para los trabajadores y la incorporación como efectivos de decenas de operarios contratados y tercerizados, lo cual es rechazado por la firma.

Los manifestantes de Camioneros tomaron cinco plantas el martes pasado y permanecen en los portones de ingreso a las mismas, bloqueando el paso para que ningún camión pueda ingresar con insumos o salir con producción.

Gremios del transporte aéreo, marítimo y terrestre se declararon en estado de alerta y analizan convocar a un paro general en apoyo al sindicato de camioneros que mantiene bloqueadas las plantas siderúrgicas del grupo Techint.

Esa declaración de los gremios del transporte fue resuelta en una reunión de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) que dirige Omar Viviani, en respaldo al reclamo del sindicato de choferes de camiones de Pablo Moyano.

Según dijeron desde la CATT, de no resolverse el conflicto el sector podría encarar un paro nacional de transporte el miércoles 25, lo cual afectará no sólo a cientos de empresas sino también a miles de pasajeros.

En principio, los camioneros se movilizarán en las primeras horas de este lunes a las oficinas céntricas de la empresa, ubicadas en el barrio de Retiro, y prometen realizar un acampe hasta que la situación se modifique .

Por su parte, la compañía Siderar -que es la principal siderúrgica del país- anticipó en un comunicado de prensa que de continuar esta medida empezaría a peligrar su producción, por lo que el sector caería en un desabastecimiento.

En esa línea, fuentes del sector de la industria automotriz y también de la construcción advirtieron que, si las medidas de fuerza no se frenan, el martes se agotaría el stock para la construcción y el miércoles para las automotrices.

Fuente: NA (23/08/2010).

Anuncios