La planta brasileña de Chery se emplazaría sobre un terreno de 1.5 millones de m2 sobre la ruta que une San Pablo con Río de Janeiro y estaría lista para comenzar a producir en el año 2013. La capacidad instalada en un comienzo le permitiría fabricar entre 150 y 170 mil unidades por año y el primer producto sería el identificado como proyecto S18, un hatchback compacto para competir con el Volkswagen Gol y el Fiat Palio, que se está terminando de desarrollar en China.

A fines del mes de agosto ejecutivos de Chery llegarán a Brasil para firmar el acuerdo con las autoridades de Jacareí y convertirse así en la primera automotriz china en establecerse en suelo brasileño.

Fuente: Aftermarket (13/08/2010).

Anuncios