Advierten “desincorporación” de piezas nacionales en ensamblaje

Esperan que se defina la política para 2010 y 2012.

La Cámara de Fabricantes Venezolanos de Productos Automotores (Favenpa) solicitó al Gobierno nacional establecer las metas de incorporación de piezas nacionales para el ensamblaje de vehículos entre 2010 y 2012.

“Se necesita que se dicte una resolución donde se establezcan las metas de incorporación local para los años de 2010, 2011, 2012. Cuando se promulgó, la política automotriz solamente habla de una incorporación para el año 2013”, manifestó José Luis Hernández, presidente de Favenpa.

Según el directivo, el vencimiento del convenio automotor andino en 2009 ha creado un “vacío jurídico” en cuanto a la incorporación de repuestos locales en el proceso de ensamblaje.

La política automotriz, diseñada en octubre de 2007 y que entró en vigencia en enero de 2008, solo estableció que para 2013, 50% de las piezas que integran un vehículo deben ser fabricadas en el país.

Sin embargo, el texto legal no detalla la cantidad para 2010, 2011 y 2012, situación que está provocando una menor inclusión de partes locales en la fabricación de automóviles, según alertó Hernández.

“Estamos viendo un proceso de desincorporación en algunas de las ensambladoras y que cada vez lamentablemente va creciendo”.

El directivo explicó que, sin esa resolución por parte de las autoridades, los productores de autopartes se enfrentan a la posibilidad de desaparecer del mercado. Y es que mientras las automotrices importan el material de ensamblaje a la tasa de 2,60 bolívares por dólar, los autopartistas deben comprar insumos y materia prima con la paridad cambiaria de 4,30 bolívares por dólar.

“Si la ensambladora importa a 2,60 y nosotros fabricamos productos con componentes a 4,30, evidentemente nuestro producto no es el más rico para que las ensambladoras lo incorporen”.

Durante el primer semestre del año, las ventas de los agremiados en Favenpa descendieron en promedio 18,6%, precisamente, el descenso más pronunciado en el segmento de “equipo original”, aquel que está destinado a las ensambladoras.

En ese rubro, el sector pasó de vender 224 millones de dólares en el primer semestre de 2009 a solo 163 millones de dólares para dibujar un declive de 27,2%. “Si esto no se revierte puede ser muy grave para los autopartistas, y puede darse un proceso de desincorporación masiva”.

Fuente: El Universal (09/08/2010).