El mercado del país asiático registró una nueva señal de debilidad en julio, en las ventas; los costos de fabricación y las huelgas en plantas de Honda y Toyota propiciaron la caída de 11.9%.

BEIJING (AP) — El mercado automovilístico en China se debilitó una vez más en julio, cuando el rápido crecimiento en las ventas se enfrió, dijo este lunes un grupo de la industria.

Las ventas declinaron 11.9%, a 1.2 millones de vehículos, comparadas con junio, de acuerdo con la Asociación de Fabricantes de Automóviles de China.

La baja es un golpe para productores globales como General Motors (GM), que esperaban que el mercado chino impulsase las ventas en momentos en que la demanda es débil en otras partes del planeta. Se espera que las ventas suban 20% este año, una baja notable respecto al 45% conseguido en 2009.

El crecimiento anual de 11.4% registrado en julio fue menor que el 19.4% conseguido el mes previo.

En China, los fabricantes de autos enfrentan un alza en los costos y tensiones laborales, resaltadas por huelgas recientes que interrumpieron la producción en plantas de piezas de repuesto para Honda Motor y Toyota Motor.

China superó a Estados Unidos el año pasado como el mayor mercado automovilístico en el mundo, gracias a recortes fiscales, subsidios a compradores en zonas rurales y una campaña que alentó a los automovilistas a cambiar sus vehículos por otros con motores de consumo más eficiente.

Fuente: AP (09/08/2010).