En 2013 Chery, automotriz de origen chino, tiene previsto comenzar su producción automotriz en Brasil. Para eso, la firma tiene planea instalar una planta automotriz en las cercanías de Sao Paulo mediante una inversión de US$700 millones.

La planta productiva contará con una capacidad de producción inicial que variará entre 150 mil y 170 mil vehículos anuales.

La operación constituirá la primera instalación de un fabricante automotriz chino en el gigante sudamericano, para lo que a fines de este mes un grupo de ejecutivos de Chery viajará a Brasil a objeto de firmar un memorando de entendimiento con autoridades locales de Sao Paulo, el estado más rico del país.

Primer modelo. El primer auto chino a fabricarse en Brasil corresponderá a un modelo pequeño, identificado como proyecto S-18, que estaría en el rango entre los modelos Gol (Volkswagen) y Palio (Fiat), de acuerdo a fuentes conocedoras de las negociaciones.

La operación comenzará con la importación de kits de montajes automotriz y la nacionalización de las piezas vehiculares será gradual, de acuerdo a O Estado de Sao Paulo.

La instalación de Chery en Brasil se espera que sea la antesala para la futura participación productiva de otras marcas del país asiático, como Lifan y se da en el marco de la instalación de nuevas fábricas automotices desde 2012, pertenecientes a Hyundai y Toyota.

Fuente: América Economía (05/08/2010).

Anuncios