El panorama de la industria automotriz no muestra señales positivas para el segundo semestre de este año.

Las dificultades para obtener dólares oficiales, sea a través de Cadivi o del Sitme, además de los retrasos en las entregas de las licencias de importación, se agudizan, según han manifestado voceros del sector.

La situación obliga a la industria a prepararse para una caída de la producción, que calculan que llegará a unas 100 mil unidades para el cierre de 2010, cuando las proyecciones eran de 200 mil vehículos.

Un análisis de coyuntura realizado por Consecomercio reveló que, bajo las actuales circunstancias, 82,5% de las automotrices no realizarán inversiones para la actualización o adecuación de sus líneas de producción para nuevos productos este año.

La encuesta agrega que el sector arrojó una caída en las ventas en el primer trimestre de este año comparado con el último trimestre de 2009. Es así que los talleres mecánicos bajaron sus ventas 35%, las empresas autopartistas 25% y las ensambladoras 18%.

La encuesta también señala que 62,2% de ellas no realizaron inversiones durante el primer trimestre y el sector de autopartes (68,35%) tampoco tiene previsto hacer inversiones.

De acuerdo con cifras de la Cámara Venezolana Automotriz (Cavenez), la producción de carros entre enero y junio de este año fue de 51.193 unidades, lo que constituyó un declive de 18,42% al compararlo con el mismo período del año pasado, cuando se fabricaron 62.755 unidades.

Las ventas también mostraron cifras rojas. Estas cayeron 27,7% en el primer semestre de 2010, en comparación con el mismo período de 2009, cuando se comercializaron 58.672 autos este año frente a las 81.131 unidades de 2009.

Algunas ensambladoras están tratando de “estirar” el poco inventario que mantienen, de manera de no paralizar sus líneas de producción.

Fuente: ultimasnoticias.com.ve (19/07/2010).