El diputado federal Melchor Sánchez de la Fuente, dijo que el anuncio del Presidente Felipe Calderón de una recuperación es mentira y explicó que el repunte se da en otros países que están demandando automóviles, “por eso nosotros vendemos automóviles al exterior”.

Monclova, Coahuila.- El alza en la producción de automóviles en México obedece en gran medida a la demanda en otros países y no a una reactivación del mercado interno, como lo afirma el Gobierno federal, señaló el diputado federal Melchor Sánchez de la Fuente.

El presidente de la Comisión de la Industria Automotriz de la Cámara de Diputados explicó que la situación de la industria automotriz mexicana mejoró ya que se recuperaron las exportaciones.

“El Presidente de la República anuncia que ya hay una recuperación de la industria automotriz, lo que es una mentira, hay una recuperación de la industria automotriz en otros países que están demandando automóviles, por eso nosotros vendemos automóviles al exterior”, externó.

En contraste, dijo que el mercado nacional está colapsado ya que en el año 2006 se vendieron en México un millón 200 mil automóviles mientras que la proyección para 2010 es que se colocarán 750 mil unidades, lo que es un 40 por ciento menos al máximo histórico.

“No hay una recuperación en el mercado nacional y se perdieron entonces 300 mil fuentes de empleo que no se han recuperado”, indicó.

De esta forma, el legislador priísta calificó como irresponsables las declaraciones de funcionarios del Gobierno federal.

“El Secretario de Economía en el país, Gerardo Ruiz Mateos, hace declaraciones de que la industria automotriz ya se recuperó, si hablas con las armadoras te van a decir: ‘Estamos vendiendo al exterior, pero la industria nacional sigue colapsada completamente’”, explicó.

Sánchez de la Fuente externó que la compra de otros países a México obedece a que han aplicado un esquema que favorezca a sus clientes con decisiones emergentes con precios y paquetes especiales en promociones y bonificaciones.

“Las mismas que ya propusimos nosotros en el Congreso, de corto plazo como es no cobrar el IVA a autos compactos por un año, lo que generaría de entrada un descuento considerable en el automóvil, y exentar el ISAN por un año de igual manera”, manifestó.

“Eso sí favorecería más nuestra industria nacional”.

Con lo anterior, dijo, se facilitaría entre otras cosas que muchas personas pudieran adquirir una unidad automotriz, y así se daría la reactivación real del mercado nacional.

Fuente: Milenio.com (16/06/2010).