Para el economista, sólo hay que seguir la evolución de Brasil e imponer parámetros estables que enmarquen la actividad.

La fuerte aceleración que muestra este año la producción automotriz, provocó que las autoridades del gobierno nacional no tengan ningún temor en pronosticar que para el año 2015 la Argentina podría estar produciendo un millón de autos al año, lo cual significaría un crecimiento realmente espectacular, superior al 60%, en relación al récord de 600.000 unidades del año 2008.
Para Dante Sica, titular de la consultora abeceb.com, que realiza estudios especializados sobre el mercado automotor, la cifra está lejos de ser un cálculo temerario y pronostica por eso que incluso se podría llegar al millón de autos en un plazo menor a los próximos cinco años.
“Es perfectamente posible llegar al millón de autos de producción nacional para 2015”, comentó Sica en diálogo con LA MAÑANA. El economista argumentó que la capacidad instalada de las terminales radicadas en argentina es de alrededor de 1,1 millón de autos anuales; es decir, que si todas las fábricas trabajaran a tres turnos completos todos los días, se podría alcanzar ese número.
Si bien a priori esta proyección podría resultar una utopía, para Sica se trata en realidad de un objetivo absolutamente alcanzable y que el país puede cumplir siempre que sepa alinearse al crecimiento que tiene previsto Brasil. “Si Brasil sigue traccionando, la economía de América latina mejora y se imponen criterios y parámetros estables que regulen la actividad, es una cifra que se puede lograr”, explicó.
Concretamente, el especialista indicó que Brasil quiere alcanzar para 2015 un mercado que rondará los cinco millones de autos al año. Actualmente, el 67% de los vehículos que importa Brasil son argentinos. “Si se mantiene esa relación para dentro de cinco años, eso significará que Argentina estaría enviando 800.000 unidades anuales a Brasil, lo que demuestra que no es descabellado pensar en un millón de autos de fabricación nacional”, agregó.
Debe destacarse que esta perspectiva optimista es compartida por gran parte del arco empresario vinculado al sector automotor. De hecho, recientemente el presidente de Fiat Argentina, Cristiano Rattazzi, reconoció que el centro industrial que dicha firma tiene en barrio Ferreyra puede llegar antes de 2015 a producir su máximo de 250.000 unidades al año, de la mano de la fuerte demanda brasileña, donde Fiat tiene más del 20% del mercado.
Para Sica, lo que se necesita para confirmar esta hipótesis es que el Estado se decida a organizar una verdadera política automotriz, y no “acciones de política automotriz” que es lo que se está implementando hoy en día. “Sólo falta una mirada más de mediano plazo, en la que miremos a Brasil y busquemos el modo de insertararnos”, concluyó el economista.

Fuente: La Mañana de Córdoba (31/05/2010).