Si bien todavía no se ha oficializado el cierre de la marca de lujo de Ford en Estados Unidos, algunos medios lo dan por hecho y se trataría de una cuestión de tiempo para que la casa del ovalo lo anuncie.

Si bien todavía es una información no confirmada, Bloomberg da por cierto que dentro de Ford Motor Company ya tienen todo preparado para presentar un plan que de por terminada las actividades de Mercury. La compañía había sido creada por Edsel Ford, hijo de Henry, en el año 1939 y el cese de su producción tiene que ver con las caídas de sus ventas, que se derrumbaron en un 74 por ciento desde 2000.

El momento del cierre de Mercury, una vez que el directorio haya aprobado la operación, dependerá de que tan rápido los ejecutivos de Ford puedan convencer a los dueños de los concesionarios de cerrar sus puertas o de fusionarse con salones de ventas Ford. El cierre de esta marca de lujo no es una sorpresa para muchos analistas, quienes advirtieron que la casa del ovalo se desprendió de Land Rover, Jaguar y Aston Martin en los últimos años, mientras que Volvo fue vendida a la automotriz china Zhejiang Geely Holding durante el corriente.

El cierre de la marca parece ser apoyado por el Presidente Ejecutivo de Ford, Bill Ford y otros miembros de la familia fundadora, que aun conservan el 40 por ciento de los votos de la automotriz a través de una clase especial de acciones. Consiguiendo solo el 1.9 por ciento de las ventas globales de Ford en el último cuatrimestre, la familia cree que el cierre de la marca es la mejor decisión para el negocio.

Las ventas de Mercury habían alcanzado su esplendor allá por el año 1978, cuando la compañía registró su mejor año con 579.498 unidades vendidas. Sin embargo, los cambios en los gustos de los consumidores y el aparente poco cuidado que los ejecutivos han puesto sobre esta emblemática automotriz estadounidense la han llevado a la triste realidad que vive hoy en día. Además los esfuerzos de la cúpula directiva de la casa del ovalo fueron puestos para mejorar el rendimiento de la marca Ford, buscando fortalecerla para salir de la crisis económica que el año pasado llevó a la quiebra a General Motors y Chrysler. En este sentido, la receta que estudian en Ford para el futuro de Mercury es similar a la utilizada con marcas como Saturn y Pontiac por General Motors, sabiendo que se trata de una época donde es mejor achicarse para resistir.

Estaremos atentos para cuando la triste noticia del cierre de Mercury se oficialice.

Fuente: Motores.es (28/05/2010).