Mientras se mantenga la crisis en Europa, importadores ecuatorianos vislumbran oportunidades de compra por las bajas de los precios de productos, ante el nerviosismo del mercado y el debilitamiento del euro.

Sin embargo, explican que los excedentes en sus empresas no son suficientes para ampliar negociaciones o invertir en mejorar su stock de inmediato.

Fabio Misale, gerente de la Asociación Ecuatoriana Automotriz (AEA), explica, por ejemplo, que su sector espera sentir beneficios en el precio de los automotores en un mediano plazo, pues las compras de esta clase de bienes se hacen planificadas y no se pueden cambiar debido a circunstancias externas como la caída del euro en las últimas semanas.

Pese a esto, Misale agrega que los negocios con los repuestos de los autos sí verán resultados más inmediatos, pero no precisa cifras.

Renato Carló, líder de la Asociación de Laboratorios Farmacéuticos Ecuatorianos, dice que la crisis en Europa ha generado que el mercado baje los precios de las materias primas, pues ese continente es el intermediario entre India y China y Ecuador. Por ello aclara que, en su mayoría, los importadores se ven beneficiados por la inestabilidad que vive Europa, además de una sobreoferta de productos ante la baja demanda.

Carló agrega que los contratos de importación de este gremio usualmente no se efectúan en euros sino en dólares, por lo que no se benefician de la tasa de cambio que hasta el viernes pasado fue de 1,25 dólares.

Otro mercado que ha notado oportunidad para hacer negocios más baratos, a partir de la crisis desatada por Grecia, es el de la importación de ropa.

Christian Cifuentes, asesor de inversiones para importadoras de ropa, señala que como ellos comercian con euros, la reducción de la tasa de cambio es significativa. El inconveniente en su caso es no poder importar en grandes cantidades, por tratarse de artículos que pueden perder vigencia con el tiempo. Su consejo, comenta, ha sido comprar euros para que cuando aumente la cotización de la moneda, se puedan recuperar las pérdidas registradas cuando el euro alcanzó valores de más de $ 1,50, a mediados del año pasado.

El sector de importadores de cerámica, que comercializa principalmente con España e Italia, en cambio, asegura que no podrá notar la diferencia por las tasas arancelarias marcadas sobre el producto.

Dalila Gómez, presidenta de la Asociación de Importadores de Cerámica Plana, explica que los importadores sí han notado baja en los precios, pero que aún tienen impuestos aduaneros (una salvaguardia del $ 0,12 por kg desde enero del 2009).

Agrega que se ha perdido espacio en el mercado, pues se están demandando productos de menor valor y menos requerimientos técnicos.

Crisis internacional

Solución: El viernes pasado comenzaron las conversaciones en la UE para establecer un pacto de estabilidad y crecimiento, con el fin de garantizar la disciplina fiscal de los estados miembros.

Sanciones: Se plantea que a los infractores se le prive de sus derechos de voto en el consejo por un año.

Fuente: El Universo (25/05/2010).