La automotriz japonesa y Tesla, el primer fabricante de coches eléctricos de Estados Unidos, unieron fuerzas para producir componentes de vehículos ecologicos. Trabajarán en conjunto en la ex planta de NUMMI.

Toyota Motor Company y Tesla Motor, el fabricante de coches eléctricos estadounidense, anunciaron que llegaron a un acuerdo para trabajar en conjunto en la planta anteriormente conocida como NUMMI (New United Motor Manufacturing Inc.), en la cual la compañía japonesa desarrollaba componente con la antigua General Motors.

Si bien los detalles son hasta ahora escasos, el comunicado de prensa enviado por las compañías anuncia que Toyota invertirá 50 millones de dólares en la sociedad, para la cual se creará un equipo especializado en el desarrollo de piezas y sistemas de producción para los próximos vehículos eléctricos. Por su parte Tesla se verá beneficiada en la utilización de la planta para la fabricación del próximo Tesla S.

Según el presidente de Toyota, Akio Toyoda “es una gran oportunidad para Toyota asociarse con una compañía como Tesla, la cual ha demostrado una gran admiración al Monozukuri (el enfoque de Toyota en la fabricación de vehículos). A través de esta sociedad, Toyota busca aprender del espíritu desafiante, la toma rápida de decisiones y la flexibilidad que Tesla ha mostrado desde su creación”.

Por su parte, el presidente de Tesla, Elon Musk, tampoco escatimó elogios para con la compañía japonesa: Toyota es una empresa fundada en la innovación, la calidad y el compromiso con la movilidad sostenible. Es un honor y un importante respaldo para nuestra tecnología que Toyota haya elegido invertir en una sociedad con Tesla”.

En la conferencia de prensa también estuvo presente el gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, quien anunció que la sociedad creará 1.000 puestos de trabajo y se reincorporaran algunos de los trabajadores de NUMMI que habían sido despedidos cuando la planta cerró sus puertas.

Fuente: Motor.es (21/05/2010).