General Motors lanzó la nueva versión del Corsa Classic (que ahora se llama Classic solamente) en un local del barrio de San Telmo en la Ciudad de Buenos Aires.

Esta plataforma diseñada en Alemania a fines de los años ’80 ha sido una de las más longevas de GM y marcó el regreso de esta mítica marca americana a la Argentina. Los primeros ejemplares llegaron a nuestro país importados desde Europa con la marca Opel y luego desde Brasil, ya con la marca Chevrolet. Desde mediados de los ’90 hasta el presente se vienen alternando con el Volkswagen Gol en el liderazgo de ventas en Brasil y en nuestro país. Con la inauguración de la planta de Rosario, el Corsa se comenzó a fabricar en Argentina y a partir de abril del corriente año se ha comenzado la producción de este vehículo remozado.

Las novedades vienen acompañadas por un rediseño en la imagen exterior que se presenta en la versión 4 puertas y que luego se extenderá al resto de la gama que componen la Corsa Wagón y la versión 3 puertas. Sin embargo, desde la empresa aún no informaron cómo harán para adaptar la plataforma a la directriz de le Ley Nacional de Seguridad, ya reglamentada mediante un decreto, que especifica que los nuevos vehículos tendrán que estar equipados obligatoriamente con sistema antibloqueo de frenos (ABS), doble airbag delantero y 3 apoyacabezas traseros, -primeros dos elementos de los cuales este nuevo automóvil carece. El Chevrolet Classic mantiene la eficiente motorización a nafta de 1.4L con 94CV y ofrece el sistema ETC (Electronic Throtde Controller), que está vinculado a un acelerador electrónico que permite lograr diferentes curvas de aceleración controladas electrónicamente, optimizan-do el consumo de combustible. Esta planta motriz equipa también al Chevrolet Agile y cumple la norma EURO IV La innovación del producto de la automotriz norteamericana incluye un rediseño en su frontal a partir de un juego de ópticas trapezoidales, una parrilla de una sola franja horizontal y un nuevo paragolpes. Allí se puede observar principalmente un cambio de las líneas generales del mismo, presentando un diseño más limpio, con líneas más rectas.

También fue rediseñada la toma de aire inferior y las líneas centrales que ahora se integran de manera más marcada al capot. Este último también ha cambiado, unificándose a esta nueva cara. La parrilla delantera cuenta con uno de los cambios más significativos incorporando una sola franja horizontal, con el logo de Chevrolet apoyado sobre la misma que lo acerca a la nueva imagen de líneas de la marca, unificando la imagen frontal a la de los demás Vehículos y ampliando el área efectiva de la parrilla.

En cuanto a los cambios laterales, se puede apreciar que el guardabarros delantero ha sido rediseñado para dar lugar a las nuevas ópticas. Sus líneas son más rectas, y se ha eliminado el borde inferior plástico, integrando el nuevo borde inferior al guardabarros general. Asimismo, como novedad, cuenta con la incorporación de luz de guiño en el lateral del vehículo. A partir de ahora, todas las versiones tendrán molduras y espejos color carrocería.

En la parte trasera, el cambio más destacado también está en los faros, que se presentan alargados y formando parte de la tapa del baúl.

Además, fueron rediseñados el baúl del vehículo (cuya capacidad es de 390 litros) y el paragolpes trasero, manteniendo la línea del rediseño más recta, plana y marcada.

En su interior se han incorporado espejos a los parasoles del acompañante y manija de sujeción para éste en todas las versiones. Además, los logos de Chevrolet presentes en el volante y en las llantas de 14″ cambiaron para ser dorados unificando así la imagen de marca.

El Corsa es primero en ventas desde hace varios años en Argentina. En los últimos tres años se han comercializado 112.533 unidades, y desde 1997 más de 749.000 Chevrolet Corsa Classic en sus diferentes versiones.

“La marca Chevrolet es una favorita de los argentinos y nuestro objetivo es fortalecerla aún más renovando nuestro portfolio de producto local. La presentación de la nueva imagen del Chevrolet Classic se suma a este plan que hemos venido instrumentando en la Argentina y los resultados empiezan a verse”, comentó Sergio Rocha, presidente y director ejecutivo de GM Argentina. De la misma manera, el directivo de la automotriz informó que General Motors renovará toda su oferta de vehículos nacionales a razón de un lanzamiento cada 4 meses, lo cual implica tener casi toda la gama nueva para mediados de 2012.

El Corsa ha sido sin duda el artífice del crecimiento que muestra la marca en el país. Tan sólo en el primer trimestre de 2010, Chevrolet logró incrementar su participación de mercado en un 33% con respecto al mismo período de 2009. Esta cifra duplica el crecimiento de la industria automotriz argentina que creció alrededor del 16,4% en dicho período.

En marzo de este año, la participación de mercado de Chevrolet alcanzó el 16,1%, gracias a un incremento del 81% en las ventas con respecto al 2009. El aumento en el volumen de ventas de la marca también superó al de la industria que presentó un sustancial crecimiento del 36,4% en el mismo período.

De esta forma, Argentina se transformó en el cuarto mercado mundial para Chevrolet, cinco puestos más arriba que el año pasado.

Este automóvil conserva el precio de la gama anterior con lo cual. General Motors planea impactar en el mercado con un coche pequeño de 4 puertas por debajo de los 45.000 pesos para la versión de entrada de gama. Además se ha cambiado el sistema de financiación para hacerlo mas accesible, donde se puede financiar hasta el 50 por ciento del auto en plazos de 12 y 24 cuotas a una tasa del 9.9 por ciento anual o en 36 cuotas a una tasa del 12.5 por ciento. Los precios de lista arrancan de 43.100 hasta 49.900 pesos, valores para tener en cuenta cuando se evalúa el precio-producto y se decide una compra.

Este nuevo Classic, con precios aún accesibles, será seguramente un suceso al igual que su antecesor, el Corsa Classic, y se constituye como un serio competidor para las otras automotrices.

Fuente: El Argentino / Página 12 (03/05/2010).