El grupo francés PSA Peugeot Citroën acaba de anunciar el desarrollo de un nuevo propulsor naftero de tres cilindros turboalimentado.

Para desarrollarlo y fabricarlo a partir de 2013, el grupo galo invertirá 175 millones de euros en la planta de Douvrin, en el norte de Francia, que cuenta 3.400 operarios y una capacidad para producir 6.200 motores por día. Se espera que de este motor se produzcan 320 mil propulsores al año.

PSA no dio muchas características del futuro motor, y sólo agregó que tendrá una cilindrada de 1.200 cm3. Con este emprendimiento, el grupo francés vuelve a generar novedades en materia de motores nafteros, ya que en el últimos años se ha concentrado básicamente en lo propulsores HDi, más allá del convenio que tiene con BMW en la fabricación del motor naftero de 1.6 litros.

Fuente: Clarín (15/04/2010).