Iveco, Volkswagen y un grupo de autopartistas aceleran a la par del consumo y ahora producen los fines de semana

La reactivación del consumo interno, sumado a la pujante demanda que protagoniza Brasil, motorizan esta tendencia. Se recuperaron el 47% de los empleos perdidos durante la crisis

A contramano de las escrituras bíblicas, que fijan al séptimo día de la semana como una jornada de descanso, terminales y autopartistas con operaciones en Córdoba aceleran a la par del consumo. Y ahora también trabajan a toda marcha hasta los días domingos.

Protagonizada por Iveco y Volkswagen, esta tendencia se inscribe dentro del tremendo repunte que viene exhibiendo el desarrollo de vehículos desde que comenzó el 2010.

Así, en el primer trimestre del año la producción de autos 0 kilómetro trepó en la Argentina casi un 74% respecto de igual período de 2009.

Precisamente, este indicador fue puesto de manifiesto la semana pasada por Enrique Alemañy, titular de Ford Argentina, al asegurar que las terminales prevén para este año una producción que alcanzará un récord histórico de 600.000 rodados.

“La venta de autos en la Argentina fue récord en marzo y vamos superar las 600 mil unidades a fin de año”, declaró el ejecutivo. Y remarcó la recuperación que está evidenciando la industria automotriz a nivel mundial y local.

“En el país se venden en promedio unos 50 mil vehículos por mes”, dijo el CEO de Ford Argentina y contó que, sólo en marzo, la comercialización logró una marca histórica al alcanzar las 56.000 unidades vendidas, fenómeno que anticipara iProfesional.com (Ver nota: Dólar dormido e inflación en alza llevan a récord de ventas y lanzamientos de 0km)

“La fuerte recuperación que muestran los mercados obliga a las compañías a realizar un número cada vez más amplio de horas extras, a fin de poder cumplir con todos los compromisos asumidos”, señalaron a iProfesional.com desde la filial cordobesa del gremio Smata.

Iveco es un fiel exponente de este fenómeno. En la localidad cordobesa de Ferreyra, la totalidad del personal trabaja de lunes a viernes y uno de cada tres operarios ocupa su puesto los sábados y domingos.

Consultados respecto de este nivel de operatividad, un representante de los operarios confirmó a este medio que hay empleados que desempeñan funciones en la planta cordobesa de lunes a lunes.

Desde Smata aseguraron que el incremento en la producción cuenta con el fuerte aval de los mismos empleados de Iveco. La firma desarrolla 15 camiones y cerca de 40 cabinas por día, y estima que para diciembre de 2010 alcanzará un total de 3.000 vehículos fabricados frente a los 1.300 con los que cerró el año pasado.

“Como las horas extras se pagan siempre doble, prefieren sacrificar el fin de semana para obtener una ganancia mayor en la sumatoria de días. Hay que pensar que trabajando dos días, la mayoría cobra lo mismo que si lo hiciera durante toda una semana hábil”, indicó un vocero del sindicato.

Por el lado de Volkswagen, la planta que tiene a su cargo el desarrollo y producción de las cajas de velocidad MQ 200 opera las 24 horas del día, de lunes a viernes.

Y, tres de cada cinco obreros buscan sumar horas extras tanto los sábados como los domingos.

Reactivación en marcha

“La reactivación del mercado argentino y el impulso que sigue generando la compra desde Brasil son las causas de este fenómeno. La noticia, además de la novedad de fabricar los domingos, radica en que nos estamos acercando a los niveles de fabricación de los mejores años”, explicó a iProfesional.com un vocero de la Secretaría de Industria de Córdoba.

“Incluso, se recuperaron los contratados temporales que fueron quedando fuera del mercado durante la crisis internacional”, añadió.

En esa dirección, y según datos divulgados por Smata, sobre un total de 1.226 empleos que la industria automotriz cordobesa perdió durante el último tramo de 2008 y buena parte del año pasado, más de 580 ya están nuevamente en sus puestos. O sea, la recuperación de la demanda laboral permitió recuperar casi el 50% de los recursos perdidos.

Volkswagen reincorporó 101 trabajadores sobre una base de 368 contratados a fines de 2008.

En Iveco, se reincorporaron 90 empleados de los 350 que fueran cesanteados durante la crisis mundial.

Renault sumó 190 personas de los 308 puestos suprimidos en 2009.

La que menos variaciones presenta en ese aspecto es Fiat, que a los ojos del principal sindicato del sector fue la terminal que mejor sorteó la crisis.

“Cuando llegó el problema económico, Fiat todavía no había incorporado tanta gente, por eso no hubo tanto movimiento de personal ni nadie quedó afuera”, precisó una fuente gremial.

En tanto, desde la Secretaría de Industria cordobesa, destacaron la supresión de los pedidos de procedimientos preventivos de crisis por parte de las automotrices a fines del año pasado.

“En noviembre de 2009 se dejó de prestar este tipo de ayudas. Se recuperaron los contratos perdidos con la crisis y se elevó cada vez más el pico de producción, tanto en terminales como en autopartistas. Ahora retornaron los contratados eventuales y se siguen mejorando las metas con la decisión de fabricar los domingos”, dijo.

Trabajar un domingo

Además de Iveco y Volkswagen, la autopartista Ilasa también acaba de instaurar horas de trabajo durante el fin de semana. La compañía opera en tres turnos de lunes a viernes y cerca del 60% de su planta de empleados suma horas extras sábados y domingos.

Otra de las empresas que muestra un alto nivel de actividad es Gestamp, que también fabrica accesorios, y realiza su actividad en tres turnos semanales. Además cuenta con el 50% de sus operarios cumpliendo funciones en su planta los sábados.

Gestamp, además, es otra de las protagonistas en lo que hace a la reincorporación de empleados.

La autopartista, que provee material a Volkswagen y Fiat, hace muy pocas semanas terminó de cubrir los 200 puestos de trabajo que recortó cuando la crisis cayó sobre el grueso de la industria.

Por último, resta decir que por estos días Renault opera con un solo turno de fabricación, pero ya anticipó que cuando termine de instalar su nueva línea de montaje inaugurará una segunda tanda de producción. Más allá de esta medida, la compañía también posee un esquema de horas extras de trabajo vigente para los fines de semana.

Cuando termine de optimizar el rendimiento de la nueva estructura, y haga efectiva la puesta en marcha de un segundo turno de fabricación, la firma pasará de desarrollar 350 unidades diarias a un total de 440 por jornada. Así, Renault prevé alcanzar la producción de 90.000 vehículos en 2010.

Fuente: Infobae Profesional (12/04/2010).