Fecha: 16/03/2010 – Fuente: Buenos Aires Económico – Página: 28/Sección: Negocios – Tirada Promedio: 25.000

El año pasado el complejo de Alvear fabricó 82.000 unidades

La fábrica de General Motors en Alvear, Santa Fe, planea aumentar su producción de autos para el 2010 en un 40%, debido al crecimiento de la demanda en los primeros meses del año.

“El objetivo es batir el récord de producción del 2007 y alcanzar las 115.000 unidades [entre Agile y Corsa Classic] en el 2010.” Así lo aseguró al diario La Capital de Rosario, Jaime Ardila, presidente de GM Mercosur, durante una entrevista en la que explicó que debido al crecimiento de la demanda por encima de unas proyecciones -que ya de por sí eran optimistas- se adelantaría para abril un incremento de la producción, que en los planes, figuraban para mediados de año.

De materializarse estas proyecciones, la producción de automóviles en la fábrica de Alvear se incrementaría un 40% respecto del 2009, cuando produjeron 82.000 unidades. Ardila confirmó que la producción en Alvear se incrementará de 24 a 30 vehículos por hora.

Las previsiones de crecimiento hasta febrero eran del 5% para el Mercosur, pero el mes pasado esa cifra se duplicó, por lo que Ardila estimó que marzo arrojará un resultado similar. “Enero y febrero resultaron mejores que las previsiones iniciales y seguramente veremos también en marzo un crecimiento de por lo menos un 10% comparado con marzo del 2009”, detalló el empresario, y no dudó en calcular que las ventas en la región puedan alcanzar los 4 millones de unidades en el 2010. “Brasil y la Argentina están yendo también más rápido de lo que nosotros esperábamos”, afirmó.

El ejecutivo de GM fundamentó el crecimiento en la robustez de la economía brasileña, y la fuente de dinero que volverá a ser este año la Pampa Húmeda. “La Argentina va al ritmo de la agricultura y las buenas perspectivas de cosecha para soja y maíz, especialmente, nos da la tranquilidad de que tendremos un año fuerte en entrada de divisas, de superávit comercial, que generarán un importante estímulo para la economía del país al margen de las discusiones políticas actuales”, sintetizó.

Además recordó que, muestra de ese optimismo, es la inversión que realizaron el mes pasado de $90 millones adicionales y 700 empleos al proyecto Agüe, “debido a una demanda por encima de las expectativas, tanto en la Argentina como en Brasil”.

MODELOS.

Respecto de la posibilidad de futuros desembarcos de algunos de los nuevos modelos que tienen previsto presentar-cada tres meses hasta el 2012- para ser producidos en Alvear, Ardila señaló que por ahora no tienen nada previsto, “ya que la planta rosarina está completamente copada y no hay por dónde meterle una unidad más”.

Ardila confirmó que es probable que la compañía muestre, en el próximo Salón de Automóvil en San Pablo, algo más de los productos que viene desarrollando en Brasil y que saldrían a la calle en el corto y mediano plazo.

Por último y tras ser consultado por las condiciones que necesitaría la Argentina para dar otro salto de escala dentro de la industria, el ejecutivo apuntó al desarrollo de los proveedores. “Creo que lo que está reteniendo un desarrollo más rápido de la industria en la Argentina es justamente que las inversiones en autopartes no son consistentes y no han acompañado el paso que llevan las ensambladoras.”

La fábrica de General Motors proyecta producir entre 24 y 30 vehículos por hora.

Fuente: Buenos Aires Económico (16/03/2010).