Etanol, 10 millones de vehículos flex-fuel en Brasil merecen un reconocimiento.

La fabricación del vehículo Flex-Fuel 10 millones es un logro tanto para la industria automotriz como para el país entero.

El anuncio de que el vehículo Flex fuel 10 millones fue construido ayer, hecho por la Asociación Nacional de Fabricantes de Vehículos (Anfavea) de Brasil, habla de un logro tanto para la industria como para el país. Eso debe alentar a los fabricantes a invertir más en la diseminación global de lo que ha sido logrado en Brasil, así como en sus países de orígen. Esto fue una aseveración por parte de la Asociación Brasileña de la Industria de la Caña de Azúcar (UNICA), que ve una gran cantidad de buenas razones para pasar la voz y festejar una historia de éxito “hecha en Brasil.”

“Felicitamos a la industria automotriz en Brasil for su visión y la audacia mostrada cuando tomo la decisión de invertir fuertemente en la tecnología Flex, hasta el punto de que muchas de estas industrias no producen mas vehículos impulsados exclusivamente por gasolina. El siguiente paso es tomar este técnicamente probado y altamente exitoso proyecto para el resto del mundo, ya que todos los grandes fabricantes de autos en Brasil tienen una buena presencia global,” comentó el presidente de UNICA, Marcos Jank.

A pesar de su indiscutible éxito en Brasil, la tecnología Flex-Fuel no está muy ampliamente ofertada en otras partes del mundo, principalmente debido a la falta de compromiso para producir, usar y distribuir etanol. Donde existe de hecho el interés y producción y uso de etanol, existen barreras y tarifas especiales, que previenen la entrada del producto importado.

Debido a estas barreras proteccionistas, el etanol de caña de azúcar de Brasil, un más efectivo y menos costos biocombustibles que es reconocido por su capacidad para reducir emisiones causantes del calentamiento global, ha batallado para entrar en los mercados globales competitivamente. UNICA ve esa situación como irónica: mientras los combustibles fósiles se mueven libremente en todo el mundo, los renovables, capaces de afectar positivamente el cambio climático, están bloqueados, en un tiempo en que el mundo repetitivamente declara su preocupación por el cambio climático.

“Sabemos que este no es un proceso simple o rápido, pero la introducción de vehículos Flex-Fuel en todo el mundo es algo que tiene que ser considerado, y sólo puede suceder cuando existe un decisivo respaldo por parte de los fabricantes. Sin eso, Brasil no hubiera logrado tan positivos resultados y no será distinto en otros países. El rol de la industria automotriz es crucial,” dijo Jank.

Fuente: Financial Times (16/03/2010).