El 80 por ciento de los ejecutivos del sector automotriz considera que las principales empresas del sector a nivel mundial aún enfrentan problemas de rentabilidad. Las marcas más afectadas son las estadounidenses o las que operan fábricas en ese país.

Los altos índices de desempleo, la retracción de los mercados de crédito y la falta de claridad de las nuevas reglamentaciones y programas de estímulo implementados por los gobiernos son los principales problemas actuales para las automotrices líderes en el mundo.

El 80 por ciento de los ejecutivos del sector automotriz considera que las principales empresas del sector a nivel mundial aún enfrentan problemas de rentabilidad, tras la crisis financiera mundial.

Después del derrumbe histórico que sufrió el sector en 2009, empresas automotrices como Toyota, Honda, Volkswagen y Ford estarían analizando fusiones y adquisiciones que les permitan salir de la crisis, opinan los ejecutivos.

De acuerdo a las opiniones de los representantes de las cientos de firmas en todo el mundo, las marcas más afectadas son las estadounidenses o las que operan fábricas en el país gobernado por Barack Obama.

El problema que al sector le urge resolver en el país del norte es el desempleo, que no paró de crecer desde los inicios de la crisis financiera mundial iniciada a mediados de 2008, tras el colapso del sistema hipotecario norteamericano.

Así lo indicó este domingo la 11 Encuesta Anual sobre la Industria Automotriz Global de la auditora KPMG, en la que los empresarios coincidieron que rentabilidad será un tema clave este año.

Sólo el 25 por ciento de los consultados espera un aumento en las ganancias de las automotrices, mientras que el 33 por ciento considera que las ganancias sufrirán una caída y cuatro de cada
diez espera que se mantengan.

Pese a estas expectativas, los 200 ejecutivos consultados de empresas fabricantes y proveedoras del sector automotriz mundial consideran que la industria se estabilizará durante los próximos cinco años y vislumbran nuevas inversiones y crecimiento futuro.

Gary Silberg, Líder del Sector Automotriz en KPMG, dijo que los resultados de la encuesta de este año son mucho más alentadores que los de 2009.

No obstante, aclaró que los ejecutivos globales se mantendrán cautos y continuarán controlando de cerca los flujos de fondos y el control de costos, lo que no es de sorprender dado la conmoción que se vivió en la industria.

Los encuestados consideran que las ganadoras serán aquellas compañías que logren obtener una participación de mercado en un entorno económico incierto al mismo tiempo que aprovechan sus productos globales y cadenas de abastecimiento.

Del estudio surge que los desafíos de la industria a nivel global para el próximo año son: el desarrollo de nuevas tecnologías de acuerdo con el 85 por ciento de los encuestados, y el desarrollo de nuevos productos, según el 84 por ciento, y la reducción de costos según el 80 por ciento.

Respecto de quiénes obtendrán la mayor participación en los mercados globales durante los próximos cinco años, los ejecutivos de la industria automotriz mencionaron a fabricantes chinos e indios, nuevos en la industria y a otros participantes globales ya existentes como Kia/Hyundai, oyota, Honda y Volkswagen.

El 29 por ciento de los ejecutivos encuestados, más del doble del porcentaje obtenido en la encuesta del año pasado (13%), espera que Ford aumente su participación de mercado durante el 2010.

Mientras, las norteamericanas General Motors y Chrysler continúan en último lugar en lo que refiere a las expectativas de participación de mercado.

Casi tres cuartos de los encuestados considera que la cantidad de alianzas, fusiones y adquisiciones entre las automotrices aumentará durante los próximos cinco años.

Los principales factores que impulsan la formación de alianzas, fusiones y adquisiciones son el exceso de deuda y el riesgo de quiebra (89%).

Fuente: 26noticias.com.ar (15/03/2010).