La empresa automotriz estadounidense General Motors llamó a reparación a 1,3 millones de vehículos en América del Norte.

Según la empresa, el llamado es para solucionar un problema con el sistema de la dirección de autos compactos vendidos en Estados Unidos, Canadá y México.

La compañía informó a los reguladores del gobierno sobre la medida que cubre a los Chevrolet Cobalt y tres modelos Pontiac, el G4, G5 y Pursuit.

Los modelos afectados fueron fabricados entre 2005 y 2010.

GM dice que emitió el llamado a reparación después de recibir más de 1.100 quejas sobre fallas en la dirección. Las quejas incluyen 14 choques y un herido.

La compañía dice que los conductores aún pueden controlar en forma segura el vehículo si la dirección falla, siempre que estén viajando a menos de 25 kilómetros por hora.

Alan Adler, vocero de GM, señaló que tomará tiempo hacer el arreglo y que se le notificará a los dueños de forma inmediata cuándo estén disponibles las partes a remplazar.

El llamado a revisión se da después que el japonés Toyota, anunciase la retirada del mercado de cerca de 9 millones de vehículos en el mundo.

Fuente: News.com (02/03/2010).