China, que el año pasado ya se convirtió en el mayor mercado del mundo de nuevos automóviles, prevé que las ventas de vehículos alcancen los 15 millones de unidades durante 2010.

El jefe del departamento de mercados del Ministerio de Comercio, Chang Xiaocun, explicó hoy que el crecimiento del mercado de automóviles chino este año será “de doble dígito”.

Ya en 2009, las ventas crecieron un 44 por ciento, hasta llegar a los 13.5 millones de vehículos.

“Las ventas de coches sin duda aumentarán, aunque hay distintos matices acerca de la cantidad. Yo espero un incremento de doble dígito, pero quizás no tan alto como el año pasado”, declaró Chang.

El auge en China coincidió con la mala situación del mercado estadounidense, donde se vendieron 10.43 millones de automóviles en 2009, un 21 por ciento menos que en 2008 y la cifra más baja en 27 años.

El sector automovilístico fue uno de los beneficiados del plan de estímulo de Pekín para fomentar la demanda interna y compensar así la caída de las exportaciones, con subsidios a la compra de automóviles menos contaminantes y ayudas a campesinos para adquirir vehículos.

Para mantener el ritmo de crecimiento, el gobierno chino confirmó en diciembre que continuará las políticas de estímulo del consumo en el sector automovilístico en 2010, por lo que se espera que el liderazgo en la industria mundial continúe.

Fuente: PortalAutomotriz.com (01/02/2010).