Los fabricantes de automóviles de todo el mundo compiten para tomar parte del lucrativo mercado de automóviles ecológicos. Por este motivo, el gobierno chino estableció un plan financiero para ayudar a los productores nacionales a desarrollar automóviles propulsados por nuevas energías.

Con esta iniciativa, la capacidad productiva alcanzará el próximo año las 500 mil unidades. Esto significa que los automóviles propulsados por nuevas energías podrían representar un 5 por ciento de las ventas totales de vehículos. El gobierno chino también proporcionará ayudas a las principales ciudades para que promocionen vehículos híbridos y eléctricos. Las ayudas están disponibles en 13 ciudades de todo el país. Como resultado, se estima que habrá 60 mil vehículos de nuevas energías en el año 2012. 

Fuente: CCTV.com (07-01-2010)