Proyectan alcanzar un crecimiento del 25 por ciento

En función de la tendencia tanto en el consumo interno como de la demanda internacional, el sector automotor ya comenzó a trazarse el horizonte 2010 y las proyecciones son optimistas.

En ese contexto, los empresarios de las diferentes terminales que están enclavadas en el país ya se animan a vaticinar un mínimo de producción de 600.000 unidades para el año que viene, un 25% más que este año.

Lo cierto es que las empresas se vieron gratamente superadas las pobres estimaciones de fin de 2008, que -en el mejor de los casos- se hablaba por lo bajo de unas 300.000/ 350.000 unidades, con valores similares en
materia de venta. Cifra que -de haberse cumplido- hubiera marcado un derrumbe estrepitoso en comparación a 2008 -que aunque no menos complicado- quedó en los anuarios del sector como el mejor año de la historia con 597.086 unidades fabricadas, indica el sitio especializado Tiempo Motor.

Con la recuperación paulatina del ritmo de producción -luego de un primer trimestre prácticamente sin actividadel año se ubicará en casi un 25% abajo respecto del año pasado.

Los nuevos proyectos son un indicativo de la recuperación del ritmo. El lanzamiento del Chevrolet Agile y su proyección 2010 le dieron oxígeno a la planta de Rosario; Renault se embarca a producir el Megane III, que junto con los pedidos del Clio ya llevan a estimar a los directivos a reponer el segundo turno de producción que había quedado trunco con la crisis.

La fábrica Volkswagen arranca de lleno con la producción de la pickup Amarok, y las exigencias como única planta productora la llevan a reforzar el trabajo puertas adentro. Con la demanda de Brasil, Fiat este año cerrará
con casi 80.000 unidades producidas (en un solo año, el volumen que había hecho desde su reapertura) y para el año próximo -según Cristiano Rattazzi- el plan es acercarse a lo que él denomina una planta ideal: “Aquella que produce 1.000 unidades diarias”.

CONCESIONARIAS. En lo que hace a ventas, las proyecciones son más moderadas. Si bien estiman que se ubicará en un volumen similar al de este año (500.000 unidades) algunos directivos estiman que podría haber
una suba moderada. Entre los porcentajes más optimistas figura un 6% de máxima.

Antes de dejar el país para tomar las operaciones de General Motors en África, el (ahora ex presidente de GM Argentina), Edgar Lourencon, adelantó que en materia de ventas estiman llegar al nivel de 2009, “quizá con un 2 a 6% de crecimiento”. “Pero lo veo estable en relación con lo que tenemos hoy en día.

Puede haber sorpresas si se logra ganar la confianza del consumidor. Eso puede llevar a una variación positiva”, señaló el directivo oportunamente.

El máximo piloto de Ford Argentina, Enrique Alemañy, también se mantiene en la misma senda. “Brasil seguirá creciendo y eso ayuda a la Argentina. El precio de la soja aumentará y si se mantiene el nivel de confianza se podría mantener el mercado. Con unas 500.000 unidades de venta y un alza de la producción para 2010”, sostuvo Alemañy.

Durante el transcurso de este año las listas de precios se han ido retocando, casi en voz baja, entre un 1 y 2% mensual. Para el 2010 se espera algo parecido.

Fuente: BAE (09/11/09)