Has ventas alcanzarán los 10,5 millones en los EE.UU.
El mercado automotor de los Estados Unidos debiera mostrar una modesta recuperación en el 2010, con ventas
unitarias que probablemente alcancen entre 11,5 millones y 12 millones de vehículos, sostuvo Fritz Hender-son,
presidente ejecutivo de General Motors.
Henderson auguró que el mercado estadounidense del automóvil podría alcanzar ventas de entre 10 millones y
10,5 millones de unidades en el 2009 y que se encamina a una recuperación gradual y continua.
“El 2010 evidenciará una modesta mejora”, dijo Henderson a la prensa en una mesa redonda empresarial en
Orlando, estado de Florida.
En una entrevista posterior con el canal de televisión CNBC, el ejecutivo sostuvo que espera que las ventas del
2011 crezcan a cerca de 13 millones de vehículos, cerca del nivel de ventas del 2008, antes de que se
desencadenara la crisis del sector.
Henderson reiteró el pronóstico de que General Motors, que atraviesa por una reestructuración tras salir de la
quiebra, espera lograr el equilibrio financiero en los Estados Unidos el próximo año.
“El equilibrio financiero será en un mercado de 10 millones de unidades y una participación del 18% del
mercado. Vamos a alcanzar ese objetivo. No necesitamos que el mercado sea de 14 millones o 15 millones (de
unidades) para hacer dinero”, afirmó el ejecutivo.
“Tenemos que ganar en los Estados Unidos”, aseguró, al responder una pregunta sobre si su puesto estaba en
la mira en caso de que GM no muestre una mejora en el último trimestre de este año.
Henderson apuntó a un incremento más gradual de las ventas de autos en los Estados Unidos que su colega, el
jefe de Ford Motor, Alan Mulally, quien auguró que en el 2011 las ventas totales del mercado podrían llegar a
14,5 millones de unidades.
Henderson dijo que una cifra de cerca de 13 millones a 13,5 millones de vehículos “estaría más cerca de lo que
nosotros vemos”.
Con las ventas de septiembre, el jefe de GM dijo que la tasa anuali-zada ajustada por estacionalidad estaría
levemente por debajo o por arriba de las 9 millones de unidades.
Por otro lado, Henderson reiteró que China será “por mucho” el mercado prioritario para la compañía este año,
pero agregó que “no sólo para GM”.
“El mercado automotor en China llegará a más de 11 millones de unidades este año”, dijo, lo que se compara
con los 2,3 millones del 2001. Henderson añadió que el gigante asiático ha crecido más de lo que esperaba.
Hace algunos días se supo que el mayor fabricante chino de automóviles podría llegar a invertir hasta 1.000
millones de yuanes (u$sl46 millones) en la oferta pública inicial (OPI) de General Motors en el 2010, según la
prensa del país. De todos modos Corporación Industrial del Automóvil de Shanghai (SA1C, en inglés), socia de
General Motors (GM) en el gigante asiático, se limitó, en ese momento, a decir que la firma no haría
comentarios sobre supuestos, después de que la prensa recogiera la información de fuentes cercanas a esa
posible inyección de capital.
4
Tras su bancarrota del pasado mes de junio, la nueva GM anunció un plan para llevar a cabo una OPI en el
primer trimestre del 2010, que ya ha recibido el visto bueno de las autoridades estadounidenses.

Has ventas alcanzarán los 10,5 millones en los EE.UU.

El mercado automotor de los Estados Unidos debiera mostrar una modesta recuperación en el 2010, con ventas unitarias que probablemente alcancen entre 11,5 millones y 12 millones de vehículos, sostuvo Fritz Henderson, presidente ejecutivo de General Motors.

Henderson auguró que el mercado estadounidense del automóvil podría alcanzar ventas de entre 10 millones y 10,5 millones de unidades en el 2009 y que se encamina a una recuperación gradual y continua.

“El 2010 evidenciará una modesta mejora”, dijo Henderson a la prensa en una mesa redonda empresarial en Orlando, estado de Florida.

En una entrevista posterior con el canal de televisión CNBC, el ejecutivo sostuvo que espera que las ventas del 2011 crezcan a cerca de 13 millones de vehículos, cerca del nivel de ventas del 2008, antes de que se desencadenara la crisis del sector.

Henderson reiteró el pronóstico de que General Motors, que atraviesa por una reestructuración tras salir de la quiebra, espera lograr el equilibrio financiero en los Estados Unidos el próximo año.

“El equilibrio financiero será en un mercado de 10 millones de unidades y una participación del 18% del mercado. Vamos a alcanzar ese objetivo. No necesitamos que el mercado sea de 14 millones o 15 millones (de unidades) para hacer dinero”, afirmó el ejecutivo.

“Tenemos que ganar en los Estados Unidos”, aseguró, al responder una pregunta sobre si su puesto estaba en la mira en caso de que GM no muestre una mejora en el último trimestre de este año.

Henderson apuntó a un incremento más gradual de las ventas de autos en los Estados Unidos que su colega, el jefe de Ford Motor, Alan Mulally, quien auguró que en el 2011 las ventas totales del mercado podrían llegar a 14,5 millones de unidades.

Henderson dijo que una cifra de cerca de 13 millones a 13,5 millones de vehículos “estaría más cerca de lo que nosotros vemos”.

Con las ventas de septiembre, el jefe de GM dijo que la tasa anualizada ajustada por estacionalidad estaría levemente por debajo o por arriba de las 9 millones de unidades.

Por otro lado, Henderson reiteró que China será “por mucho” el mercado prioritario para la compañía este año, pero agregó que “no sólo para GM”.

“El mercado automotor en China llegará a más de 11 millones de unidades este año”, dijo, lo que se compara con los 2,3 millones del 2001. Henderson añadió que el gigante asiático ha crecido más de lo que esperaba.

Hace algunos días se supo que el mayor fabricante chino de automóviles podría llegar a invertir hasta 1.000 millones de yuanes (u$sl46 millones) en la oferta pública inicial (OPI) de General Motors en el 2010, según la prensa del país. De todos modos Corporación Industrial del Automóvil de Shanghai (SA1C, en inglés), socia de General Motors (GM) en el gigante asiático, se limitó, en ese momento, a decir que la firma no haría comentarios sobre supuestos, después de que la prensa recogiera la información de fuentes cercanas a esa posible inyección de capital.

Tras su bancarrota del pasado mes de junio, la nueva GM anunció un plan para llevar a cabo una OPI en el primer trimestre del 2010, que ya ha recibido el visto bueno de las autoridades estadounidenses.

Fuente: BAE (25/09/09)