Debido al aumento de las ventas, la automotriz estadounidense General Motors (GM) anunció este martes un aumento en la producción y la readmisión de trabajadores en sus plantas de Ontario, Canadá, y Lordstown, en el estado norteamericano de Ohio.

Según el anuncio, en esas plantas se prevé para el tercer y sobre todo para el cuarto trimestre de este año, aumentar en 60.000 las unidades producidas, sobre todo de aquellos modelos que economicen combustible. Además, volverán a sus empleos 1.350 trabajadores que habían sido liberados.

“La tendencia ascendente es una señal alentadora de que la venta de automóviles se mueve y vamos a aumentar nuestra producción para poder cumplir con esa demanda”, anunció el vicepresidente de GM, Tim Lee, a cargo de la producción mundial de la automotriz.

En las últimas semanas aumentó la demanda de modelos de GM que consumen menos combustible, sobre todo por el programa gubernamental “cash for clunkers” (efectivo por su chatarra).

Durante el tercer trimestre la producción superará a la del mismo trimestre del año anterior en un 35 por ciento. En el cuarto trimestre será aumentada un 20 por ciento más, según Lee.

La que alguna vez fuera la mayor automotriz del mundo salió recién a principios de julio del proceso de insolvencia.

El anuncio le sigue a uno similar de su rival estadounidense, Ford Motor Co., que dijo que hará retornar al trabajo a 1.350 personas en Ohio y Ontario, Canadá, para centrarse en los modelos de Chevy Equinox y Cobalt y el GMC Terrain.

Fuente: Diario Nuestro País (México) (18/08/09)