Los mecánicos de Renault acordaron ese aumento salarial. Percibirán la recomposición de manera escalonada. La cifra supera las expectativas y se hará extensiva al resto de las terminales.

El sindicato de mecánicos (SMATA) sorprendió ayer al cerrar la primera paritaria del segundo semestre con un aumento salarial del 28 por ciento. Se trata del acuerdo alcanzado en Renault con la filial Córdoba del gremio, que se prevé que se hará extensivo al resto de las terminales automotrices en los próximos días. El aumento resultó llamativo no sólo por haber superado cualquier pauta de las negociaciones de la primera mitad del año, sino por haber sido pactado en uno de los sectores más golpeados por la crisis internacional.

En el primer semestre, el SMATA pactó con las terminales el pago de una suma fija de 1.200 pesos, a cambio de diferir la negociación.

La suba será escalonada y regirá hasta julio del año próximo, y entre los puntos del acuerdo se incluyó una garantía de estabilidad hasta entonces para los 1.400 operarios de Renault en Córdoba. Entre este mes y octubre próximo volverá a negociar la mayoría de los sindicatos que durante el primer semestre firmaron paritarias de corto alcance. El entendimiento en el sector automotor operará como referencia para el resto de los gremios, con la salvedad de que la industria dio señales de recuperación veloz tras el parate de fin de año. El entendimiento firmado ayer contempla una primera cuota de suba del 15% retroactivo al 1 de julio; luego habrá un aumento no remunerativo del 5% desde el 1 de diciembre, otro del 4% en iguales condiciones a partir del 1 de febrero, y uno final del 3,8% desde mayo. Los incrementos de diciembre, febrero y mayo recién se harán remunerativos a partir del 1 de julio, cuando el 27,8% final se convertirá en 28 por ciento por el redondeo en las liquidaciones, dijo a este diario el jefe del SMATA en Córdoba, Omar Dragún.

El dirigente explicó además que a partir de julio de 2010 Renault abonará un adicional del 2% para neutralizar el efecto sobre los bolsillos de los operarios de los descuentos para la seguridad social que se harán efectivos desde entonces (el denominado grossing up). En la empresa dijeron que recién hoy darán a conocer los términos del acuerdo. A principios de año la planta cordobesa despidió a 300 trabajadores contratados, cuando eran más evidentes en la economía local los efectos de la crisis externa.

Dragún adelantó que hoy se firmarán acuerdos idénticos con las autopartistas más importantes de la provincia: la planta de estampados Gestamp (con 1.500 trabajadores), la compañía de mantenimiento Polymont (700 empleados que prestan servicios a varias terminales), Matricería Austral (450 obreros) y la fábrica de aire acondicionado para autos Denso (380 operarios).

El sindicalista dio por hecho que en los próximos días extenderá los términos del entendimiento a la fábrica de cajas de velocidades que Volkswagen tiene en la provincia.

Mientras que la conducción nacional del gremio, liderada por Mario “Paco” Manrique, intentaba anoche cerrar en Buenos Aires el mismo acuerdo con Ford, Toyota, General Motors, Fiat y Mercedes Benz. El personal de Peugeot está afiliado a la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), aunque en los últimos años también firmó de la misma forma que el resto de las terminales.

Fuente: Crítica (13/08/09)