La segunda automotriz más grande de Europa, PSA Peugeot Citroen, cerró el primer semestre del año con pérdidas y no espera una recuperación del mercado hasta fines de 2010, informó ayer la compañía en París.

En tanto, los beneficios de la automotriz japonesa Honda Motor Co cayeron 95,6% hasta los 7.560 millones de yenes (u$s80 millones) en el primer trimestre del año fiscal.

PSA Peugeot Citroen facturó 23.500 millones de euros (u$s33.200 millones) en los primeros seis meses de este año, 22% menos que en la primera mitad de 2008, y tuvo pérdidas operativas por 1.330 millones de euros (u$sl.88O millones), muy por debajo de los 1.030 millones de euros (u$sl.457 millones) que había ganado el año anterior.

El director de la empresa, Philippe Varin, pronosticó que el mercado europeo se contraerá este año 12%, y que la recuperación no llegará antes de fines de 2010.

Peugeot espera para el 2009 pérdidas operativas por entre 1.000 y 2.000 millones de euros.

En el caso de Honda, si bien las medidas de ahorro implementadas tuvieron un efecto positivo, el recorte de producción y la revalorización del yen mermaron el resultado entre abril y junio.

También el beneficio operativo se derrumbó 88% hasta los 25.160 millones de yenes, y las ventas cayeron 30,2% hasta los 2.000 millones, siempre en comparación con el mismo período de 2008.

A pesar de estos datos, Honda revisó al alza su previsión para el ejercicio que acaba en marzo de 2010 y espera un beneficio de 55.000 millones de yenes, frente a los 40.000 millones de la proyección anterior.-

PORSCHE. Por su parte, el fabricante de vehículos deportivos Porsche espera unas pérdidas antes de impuestos de hasta 5.000 millones de euros en el ejercicio fiscal 2008-09, que concluye el próximo día 31.

Según comunicó Porsche tras la reunión celebrada en Stuttgart por el órgano de vigilancia de la empresa, esta cantidad resultaría de la venta proyectada de opciones sobre las acciones de Volkswagen.

El consorcio Porsche se encuentra en negociaciones avanzadas para la venta de dichas opciones al emirato de Qatar, lo que supondrá la entrada de 1.000 millones de euros en las arcas del fabricante alemán.

El emirato podría, mediante la adquisición de las opciones a acciones de VW en poder de Porsche, hacerse con una participación del 17% en Volkswagen.

Fuente: BAE (30/07/09)