El organismo consideró que no afecta la libre competencia

La Comisión Europea (CE) dio luz verde a la compañía italiana FIAT para hacerse con el control de la estadounidense Chrysler, que se había declarado en bancarrota el pasado 30 de abril, al considerar que la operación no perjudicará a la competencia en el mercado.

Con su decisión, Bruselas da vía libre al acuerdo formalizado en junio pasado entre los dos fabricantes, que permitirá salvar a Chrysler de la quiebra y dará entrada a la marca italiana en el mercado norteamericano.

El pacto entre las empresas contempla la creación de una nueva compañía, denominada Grupo Chrysler, en la que a FIAT le corresponde una participación del 20%, que podría aumentar si se logran determinados objetivos.

El nuevo grupo comprará los activos rentables de la vieja Chrysler que, sin embargo, se quedará con la deuda y algunas obligaciones con acreedores, de manera que el nuevo grupo nacerá más saneado y con nueva financiación.

Además, la compañía italiana -tal y como recuerda la CE en un comunicado- contará con capacidad para ejercer el control total sobre las decisiones del Grupo Chrysler.

El análisis de los servicios de competencia comunitarios concluyó que los solapamientos horizontales entre las dos compañías son muy limitados, por lo que la fusión no “cambiará significativamente la estructura competitiva de los mercados de fabricación y suministro de vehículos de pasajeros”.

Bruselas también examinó la posibilidad de una integración vertical, teniendo en cuenta que FIAT produce faros y sistemas de transmisión que vende a otros fabricantes de automóviles.

Sin embargo, la comisión descarta cualquier problema dadas las actividades de Chrysler y su escasa presencia en el mercado europeo.

Bruselas recordó que el 90% del negocio de Chrysler tiene lugar en Norteamérica a través de las marcas Chrysler, Jeep y Dodge, y que no tiene ninguna planta de producción propia en Europa.

Mientras, FIAT tiene unas actividades más amplias, entre las que figuran la producción y venta de coches (FIAT, Lancia, Alfa Romeo, Abarth, Maserati y Ferrari), pero también de camiones y vehículos industriales (Iveco) y de equipamiento agrícola y para la construcción (CNH Case New Holland). El grupo italiano también produce componentes para la industria del automóvil a través de las marcas FPT Powertrain Technologies, Magneti Marelli y Teksid.

ROJO.

FIAT registró en el segundo trimestre pérdidas netas por 179 millones de euros, frente a un beneficio neto por 646 millones de euros en el mismo período del 2008, según anunció a mediados de esta misma semana desde su sede de Turín.

Hace un mes, un juez de Nueva York autorizó el cierre de cientos de concesionarios de Chrysler, lo que significó romper su relación contractual con 789 concesionarios de su red de franquicias. Un 25% dejó de actuar como representante de los productos de Chrysler.

Fuente: BAE (27/07/09)