El fabricante de autos de lujo había comprado el año pasado el 51% de Volkswagen, pero la crisis financiera lo dejó con una deuda cercana a los 10.000 millones de euros. Ahora pasará a formar parte del conglomerado automovilístico de VW, que incluye a marcas como Audi, Seat, Bugatti y Lamborghini. Volkswagen sería así la segunda automotriz mundial por debajo de la japonesa Toyota, y tras el hundimiento de la estadounidense General Motors.

Volkswagen AG le dio vuelta la jugada a Porsche al anunciar que piensa adquirir en su totalidad la empresa fabricante de automóviles deportivos de lujo mediante una fusión, aunque respetando la autonomía de esa marca.

Momentos antes, el consejo de administración de Porsche anunció que el director general Wendelin Wiedeking abandonó la firma tras 16 años al frente de la empresa, lo que facilitará la fusión con Volkswagen AG.

Wiedeking fue aclamado por haber hecho más eficiente la operación y producción de Porsche, pero su esfuerzo de David contra Goliat, que empezó en 2005, para tratar de apoderarse de Volkswagen, que es una empresa mucho más grande, finalmente fracasó.

Porsche llegó a adquirir 51% de VW, pero la crisis económica global redujo las ventas de automóviles de lujo, obstaculizando el esfuerzo de Porsche de aumentar su participación en VW a 75% y tomar su control.

El consejo de Porsche Automobil Holding SE dijo que Wiedeking, de 56 años, y el gerente financiero Holger Haerter, de 53, cesaron de inmediato. La firma, que acarrea una abultada deuda, fabrica el legendario modelo 911, entre otros.

El director general de Volkswagen Martin Winterkorn dijo que “la fusión de Volkswagen y Porsche” es producto de una “lógica industrial convincente y ofrece muchas perspectivas prometedoras: Hace a dos compañías sólidas incluso más fuertes”.

Ambas cooperan ya en la fabricación de vehículos deportivos utilitarios y Winterkorn dijo que “Volkswagen y Porsche tienen excelentes conocimientos y juntos podrán utilizar sus recursos incluso mejor”.

Winterkorn dijo que un fondo de inversiones de Qatar adquirirá el 17% de Volkswagen, pasando a ser su tercer accionista más importante. VW y Porsche seguramente trabajarán en la integración empresarial en las próximas tres semanas, con la posibilidad de completarla antes de que finalice el tercer trimestre.

Volkswagen, con sede en Wolfsburg, dijo en una declaración difundida tras una reunión larga de su consejo de administración que mantendrá negociaciones con Porsche Automobile Holding SE, empresa matriz de Porsche AG, “a fin de alcanzar el concepto final que colme este objetivo”.

Volkswagen agregó que la nueva empresa será lograda mediante “la participación gradual de Volkswagen en Porsche AG” y la subsecuente fusión de Volkswagen con Porsche Automobile Holding. El acuerdo será parecido a la adquisición de Audi AG por parte de Volkswagen, según Winterkorn.

“Al igual que ha hecho Audi, Porsche bajo la marca Volkswagen podrá desarrollar independientemente su identidad”, insistió. “Tenemos un respeto enorme por lo logros de los empleados de Porsche y estamos convencidos de que Porsche será un activo para Volkswagen, al igual que Volkswagen será un activo para Porsche”.

Fuente: Clarín (24/07/09)