La empresa canadiense Magna presentó una nueva propuesta junto con la entidad financiera rusa Sberbank para adquirir una participación mayoritaria en el fabricante alemán de autos.

La propuesta se basa en la compra de 55% de Opel junto a Sberbank. El resto del capital se distribuiría entre General Motors, con un 35%, y los trabajadores de Opel, con un 10%.

Fuente: Cronista (22/07/0)