General Motors anunció ayer el fin de la empresa conjunta que mantiene con Toyota, denominada NUMMI, e informó que a partir de agosto la unidad dejará de producir el modelo Pontiac Vibe para GM. El presidente de GM para América del Norte, Troy Clarke, dijo a través de un comunicado que «General Motors ha decidido que su participación en la empresa conjunta con Toyota NUMMI no será parte de la Nueva GM».

La planta de montaje de la empresa conjunta se encuentra en la localidad californiana de Fremont y emplea a cerca de 5.500 personas que producen unos 250.000 automóviles y 170.000 camionetas al año. Además del Pontiac Vibe, NUMMI produce los Toyota Corolla y Tacoma.

Según Clarke, «GM y Toyota no pudieron alcanzar un acuerdo sobre un futuro plan de productos que tuviese sentido para todas las partes», por lo que NUMMI será incluida en la vieja GM», y explicó que los activos del fabricante serán liquidados como parte del proceso de reestructuración.

«Hemos disfrutado una asociación muy positiva y beneficiosa con Toyota durante los pasados 25 años y seguimos abiertos a oportunidades futuras de interés mutuo», agregó el empresario. En junio, la empresa declaró la delicada situación de sus balances después de que un grupo de acreedores se negase a aceptar la reestructuración de la deuda de la empresa propuesta por la compañía y el Departamento del Tesoro estadounidense. El plan de reestructuración de GM está centrado en la venta de los activos considerados buenos a la Nueva GM, mientras que los considerados deficitarios permanecerán en la Vieja GM para su liquidación. GM y el Gobierno de los Estados Unidos esperan que la Nueva GM empiece a funcionar en agosto o setiembre de este año.

Fuente: Ambito Financiero (30/06/09)