Mientras el Gobierno intenta reacomodarse a la derrota sufrida el domingo en los comicios legislativos, las operaciones empresarias vinculadas con decisiones oficiales también comenzaron a definirse bajo nuevos preceptos.

Un caso es el de la autopartista rosarina Mahle, propiedad de un grupo alemán que decidió cerrar la filial local con la oposición de las autoridades nacionales. Frente a este hecho, desde el Gobierno se intenta encontrar un comprador, aunque hasta ahora sin suerte. Tras haber sido ofrecida a la firma argentina Taranto, luego terció el grupo brasileño Europarts, que parecía tener la operación cerrada hasta que el Banco Nación frenó un préstamo de $ 40 millones al empresario Ramiro Vasena, titular de la compañía brasileña, para que se quede con Mahle.

Este crédito bancario que Vasena iba a usar como capital de trabajo no fue el único empréstito que no consiguió el empresario de origen argentino. También quedó trunco otro por $ 15 millones solicitado al BICE.

El argumento usado por ambas entidades fue el mismo: Europarts no tendría capacidad de pago para afrontar los créditos. A partir de esta situación, Vasena salió a buscar otros bancos y pidió al grupo Mahle más plazo. Los empresarios alemanes pusieron como fecha límite hoy. De no cerrarse el trato buscarán otros interesados.

Con este escenario, Taranto, que parecía lejos de poder concretar la operación, volvió a escena. De buena relación con el Ejecutivo nacional, el propio Norberto Taranto se entusiasma con cerrar el acuerdo. “Mantenemos la oferta completa, ni más ni menos”, aseguró a El Cronista.

Aunque no asegura que la operación con Europarts esté trunca, reconoce que su ventaja es que cuenta con apoyo oficial. “Hay una línea del Nación donde ya presentamos todos los papeles y tenemos el crédito pre aprobado”, afirmó.

Si logra el objetivo asegura que en tres meses volverá a trabajar. “Tenemos que saber con qué contamos, qué hay en stock”, enfatiza.

Taranto dialogó con El Cronista durante la entrega del premio nacional a la calidad, hace unos días. Fue el encargado del discurso de apertura de una nueva edición de la jornada internacional “Cómo hacen los que ganan”, organizadas por la Fundación Premio Nacional a la Calidad.

El encuentro anual sirve como espacio de intercambio de las distintas experiencias que brinda la adopción del modelo de gestión empresarial de excelencia, relatadas por sus propios protagonistas: las compañías ganadoras de las últimas ediciones del Premio.

Pasaron por el estrado Club de Amigos; Suzano Papel e Celulose; IBM Global Delivery Center Argentina, Profertil SA. y Fiducidaria Bancolombia.

Con la crisis como escenografía global, todos coincidieron en que mejorar los procesos de gestión y asumir como propios los estándares internacionales de calidad son algunos de los consejos que brindaron para capear la crisis.

“La adopción del modelo no salva de la crisis, ni ayuda a evitarla, pero blinda para salir fortalecido”, afirmó Daniel Pettarin, gerente general de Profertil. Por su parte y como presidente de la Fundación, Taranto solicitó que el Gobierno “difunda lo que significa y sus prácticas. Si todos utilizáramos estos esquemas, sería más fácil salir de las crisis”, aseguró el autopartista.

Fuente: Cronista (30/06/09)