Lear, segunda mayor fabricante mundial de asientos de automóvil, podría acogerse a la ley de protección por bancarrota de EE.UU. la próxima semana, según personas al tanto de la situación.

La compañía dejó de pagar US$ 38 millones en intereses de dos de sus préstamos a corto plazo.

Fuente: La Nación (26/06/09)