El total de créditos a tasas de interés bajas anunciado ayer por el Departamento de Energía de los Estados Unidos asciende a casi US$8.000 millones. Se suman a los rescates de GM y de Chrysler.

Ford Motor, la única automotriz de los EE.UU. que no había recibido préstamos federales de emergencia, obtendrá US$5.900 M en financiación gubernamental para acelerar el trabajo en automóviles con mejor economía de combustible. A su vez, Nissan Motor podrá tomar prestados US$1 .600 M en virtud del programa de US$25.000 M del Departamento de Energía y Tesla Motors Inc., un fabricante de automóviles impulsados por baterías y que no cotiza en Bolsa, recibió aprobación para una ayuda de US$465 M, informaron oficialmente ayer.

La ayuda es independiente de los rescates de General Motors (GM) y Chrysler. Fue parte del proyecto de ley del Congreso en el 2007 para ayudar a las automotrices a mejorar la economía de combustible en alrededor de 40% a 35 millas (56 kilómetros) por galón (3,78 litros) para el 2020. El presidente Barack Obama adelantó en mayo el plazo al 2016.

Ahora que la nueva Chrysler ha salido del proceso de quiebra, el Departamento de Energía estudia cómo colaborar con los proyectos de economía de combustible de la automotriz, dijo el secretario Steven Chu. Añadió que el organismo también está examinando planes de mejoras de millaje de GM que sigue en suspensión de pagos.

“Estamos tratando de estirar todos los dólares lo más que podemos”, dijo Chu, y añadió: “Nos gustaría ayudar a todas las automotrices que fabrican en los Estados Unidos”.

Los anuncios de préstamos de ayer sumaron US$7.970 M, o casi un tercio de los fondos disponibles. El Departamento de Energía había recibido más de cien solicitudes para la ayuda. Nissan, con sede en Tokio y la tercera automovilística más grande de Japón, dijo que usará el dinero federal para modificar su planta del estado de Tennessee, y fabricar automóviles eléctricos y paquetes de baterías de iones de litio. Tesla, con sede en San Carlos, estado de California, dijo que la mayor parte del dinero ofrecido por el gobierno de los Estados Unidos se destinaría a un sedán eléctrico.

Ford dijo que usará la financiación para tecnologías de ahorro de combustible e incluso vehículos eléctricos y motores de gasolina de inyección directa que mejoran el millaje hasta el 20 por ciento. Los préstamos a bajas tasas de interés también ayudarán a Ford a convertir dos fábricas de camiones para la fabricación de automóviles de consumo eficiente de combustible. En Michigan comenzarán a fabricar el Focus el año próximo y planea ofrecer una versión eléctrica de este auto.

Fuente: BAE (25/06/09)