Neumáticos es uno de los sectores denominados sensibles de la economía argentina, por lo que el Gobierno impuso salvaguardas para la importación. Neumáticos Continental desembarcó en octubre de 2008 con la intención de expandirse rápido, pero la ecuación económica cambió. “Esta medidas encareció los procesos y cambió nuestro presupuesto”, dijo Renato Sarzano, Director-Superintendente y responsable de las operaciones comerciales en América latina de Continental.

Ahora la marca debe transitar entre los costos financieros de estoquear, y el costo comercial de no tener producto.

–¿Cómo los tomó las restricciones para importar?

–Llevamos muy poco tiempo en el país, teníamos planes de crecer muy rápido, pero no pensábamos que había estas restricciones. De todas formas, queremos estar y tenemos que manejar las restricciones. Tenemos que superarlo.

–¿La opción es generar stock o perder clientes?

–La verdad es que las restricciones para importar son un tema muy serio. Nuestra perspectiva es que sería más fácil formar un stock para proveer a la Argentina, pero no es algo simple de realizar.

–¿Cambió mucho la ecuación económica del negocio?

–Si, básicamente eso es lo que nos sucedió. La operación de importación es más cara de lo que habíamos presupuestado, porque tenemos que importar más porque por las restricciones se requiere armar un stock mayor. Entendemos que es parte del negocio que nos tocó a todos, porque hay una cantidad de productos que no se producen en la Argentina ni en Brasil, por lo que todos en algún punto tenemos que importar.

–¿Cree que el Gobierno no analizó esa situación?

–Creo que el Gobierno no tomo en cuenta que hay vehículos en la calle que es imposible proveer de neumáticos con la producción local.

–¿Y fabricar localmente?

–Tenemos planes interesantes para el futuro y, generalmente, después de un tiempo evaluamos si seguimos como importadores o damos el paso y somos productores. Ahora todo cambió, pero vamos a evaluar el mercado, medir los costos y vamos a decidir.

–¿Es mejor el mercado de reposición que el de los 0 km?

–Hoy en día es mucho mejor, porque las terminales tienen problemas de caída de venta y producción. Nosotros vendemos 100% en el mercado de reposición, pero tenemos planes de para empezar a trabajar con equipos originales.

–Venden para el segmento de vehículos premium. ¿En las crisis pierden compradores frente a otras marcas de menor nivel?

–Cuando la economía no está pasando por un buen momento, hay una migración del cliente para productos de más bajo precio, pero el consumidor argentino es muy exigente y eso nos ayuda.

Fuente: Cronista (22/06/09)