La empresa automotriz Scania y el Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (SMATA), acordaron un esquema de suspensión de actividades o “banco de horas”, que consiste en un régimen laboral reducido hasta fin de año en la planta ubicada en la localidad tucumana de Cruz Alta, en virtud del cual se mantendrán los puestos de trabajo y los salarios de los 550 operarios.

Según el secretario general del SMATA Tucumán, José Almeida, los empleados van a cobrar el 100% de los días durante los cuales no trabajen a causa de la suspensión programada de la actividad fabril, para luego “devolver” las horas en cuanto repunte la actividad.

Fuente: BAE (19/06/09)