El mayor fabricante privado chino de coches, Geely, ha firmado un acuerdo preliminar con Ford para hacerse con la sueca Volvo.

Según la prensa china, Geely no sólo ha firmado un acuerdo preliminar para comprar Volvo, sino que ya tiene planes para fabricar el modelo XC90 de la marca sueca en la ciudad de Dongguan, en la provincia sureña de Cantón.

Por su parte, Ford China asegura que no tiene “nada que anunciar por el momento”, y se limitó a recordar que Volvo está en venta pero que en estos momentos “es prematuro hablar de precios (para vender la marca sueca), fechas o potenciales compradores”, dijo un portavoz de la empresa.

El nombre de la firma china lleva meses sonando como candidato a comprar marcas europeas como Volvo y Saab. Según Jia Xinguang, de la Corporación Nacional de Consultoría y Desarrollo de la Industria Automotriz de China, Ford no se deshará de Volvo por menos de 2.150 millones de euros, ya que la compró en 1999 por 4.650 millones de euros, recoge hoy el diario “Shanghai Daily”.

Otros fabricantes chinos, como la Corporación Industrial del Automóvil de Pekín (BAIC) y Changan, también habían sido barajados por la prensa como posibles compradores, y mientras BAIC dijo hace días que no descartaba pujar por Volvo, Changan y Geely evitan desde febrero pasado comentar una posible compra de la marca sueca.

Este mes se anunció también que la compañía china de maquinaria pesada Sichuan Tengzhong comprará la marca de todoterrenos Hummer al fabricante estadounidense General Motors, aunque el acuerdo aún está pendiente de la aprobación del Gobierno chino.

Fuente: Expansión (México) (18/06/09)