El Banco Nación le quitó ayer su apoyo financiero a la propuesta del empresario Ramiro Vasena para quedarse con la autopartista rosarina Mahle. La negociación, que debía cerrarse ayer, continuará sin embargo unos días más a la búsqueda de créditos de otros bancos, dijeron voceros del empresario. El paso atrás en la operación agrandó las chances de otros oferentes sondeados por el Gobierno, como Norberto Taranto.

El sobrino del ex ministro de Economía Adalbert Krieger Vasena se reunió ayer en Buenos Aires con los accionistas alemanes de la autopartista. Durante toda la jornada se cruzaron las versiones. Por un lado, Vasena se ocupó de difundir que la operatoria seguía vigente. Desde el Nación, en tanto, informaron que un crédito por 40 millones de pesos para capital de trabajo se había desactivado por inconsistencias en los papeles presentados por el interesado. Mientras que en el Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE), donde se había gestionado un préstamo por 15 millones de pesos para inversión, explicaron que el trámite seguía en curso a la espera de más documentación por parte de Vasena.

“Se reafirmó el compromiso y la voluntad de continuar con la transacción, prorrogando unos días el acuerdo vigente para ultimar los detalles instrumentales propios de este tipo de operaciones”, fue el mensaje que transmitió el posible comprador. Y agregó a través de sus voceros que “se zanjaron las diferencias más importantes entre ambas partes”. Acerca de la asistencia financiera dijeron que de no ser el Nación “se conseguirá crédito de otro banco”.

Incluso, en el grupo Vasena atribuyeron la demora en la negociación a la existencia de “pasivos no previstos” y “restricciones a la disponibilidad de los bienes” por parte de los accionistas alemanes.

La incertidumbre activó las versiones acerca de nuevos interesados. Entre ellos, Taranto y una metalúrgica (fuentes oficiales no supieron precisar si se trata de Estany, de Longchamps o de la fundidora Stein). También volvió a mencionarse un tercer oferente, cuyos datos no trascendieron.

Fuente: Crítica (18/06/09)