Por lo menos hasta 2011 las administraciones de las dos automotrices permanecerán por separado, señalaron ayer en Fiat y Chrysler al compás del ingreso de la compañía italiana en lo que fue hasta hace poco uno de los gigantes de Detroit.

También apuntaron que el servicio técnico, la venta de repuestos y la red de concesionarios funcionará como hasta ahora.

El primer modelo de Chrysler bajo el manejo de Fiat será un auto más chico, compacto y ecológico y no vería la luz, por lo menos, hasta 2011. De allí la afirmación de que hasta entonces las automotrices irán por cuerdas separadas.

Aquí Chrysler, a diferencia de Fiat, tiene una operación sólo comercial, dirigida a un público de alto poder adquisitivo. El más barato de sus autos, el PT Cruiser Chrysler, cuesta 65.000 pesos.

Fuente: Clarín (12/06/09)