Las autopartistas Basso y Motor Parts, radicadas en la zona de Rafaela, 100 kilómetros al oeste de Santa Fe, suspenderán su producción entre el 15 y el 20 de este mes, como consecuencia de la baja en la demanda internacional de las válvulas que fabrican. Los empleados de Basso acordaron con la empresa el otorgamiento de una semana a cuenta de las vacaciones del año próximo, mientras que a los de Motor Parts se les abonará el 70% del salario.

Según trascendió, la baja en la demanda mundial ha hecho que hoy las empresas se encuentren en el 70% de sus ventas con respecto a septiembre de 2008. 

Fuente: La Nación (Qué pasa) (09/06/09)