La autopartista alemana Mahle avanzó ayer en las negociaciones con el empresario autopartista Ramiro Vasena para venderle la fábrica de aros de pistón de Rosario.

Fuentes de la negociación indicaron que durante una reunión en el Ministerio de Trabajo “Vasena presentó una propuesta muy interesante que fue muy bien recibida por los directivos de Mahle”. No trascendió, sin embargo, la cifra ofrecida, aunque sería superior a la que había realizado la semana anterior la empresa Taranto, la otra candidata a quedarse con la planta rosarina. Sí se sabe que Vasena, cabeza del grupo brasileño Europarts, garantizó la continuidad laboral de los 500 trabajadores y el pago de las indemnizaciones para aquellos que optaran por desvincularse.

“La negociación se ha acelerado con perspectivas de desenlace positivo en próximas jornadas”, dijo una fuente que pidió no ser identificada. De la reunión participaron el ministro de Trabajo, Carlos Tomada; la ministra de Producción, Débora Giorgi; el secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Antonio Caló; el gerente general de Mahle, Diego Verardo, y el propio Vasena.

Un colaborador de Vasena contó que el empresario “está muy interesado en reactivar la producción”, aunque todavía no hay nada cerrado. Aclaró que es un proyecto de inversión propio, con el cual pretende iniciar operaciones en la Argentina y que no está relacionado con la empresa Fadecya, una fábrica autopartista que su familia posee en Chascomús. “Se estaría cerrando en estos días”, agregó.

La situación de Taranto

Un gerente de Mahle señaló que si bien “Taranto no está descartada”, tiene “mucha lógica” la propuesta de Vasena porque “tiene más afinidad con esta planta en cuanto al producto, ya que ellos también fabrican aros de pistón”. Fuentes vinculadas con Taranto contaron que para ellos “no está caída la operación” y que aún aguardan una respuesta de la firma alemana a su oferta por la fábrica, que está parada desde hace un mes.

Ramiro Vasena -familiar del ministro de Economía de Juan Carlos Onganía, Adalberto Krieger Vasena- tuvo en 2003 su minuto de fama política cuando fue candidato a vicepresidente de la Nación en una fórmula encabezada por el ex militar carapintada Gustavo Breide Obeid. Hoy vive en Río de Janeiro y está “completamente alejado de la política”, dijo su colaborador.

Ese antecedente pareció no importarles a los funcionarios del gobierno kirchnerista, que saludaron la posibilidad de que Mahle cierre un trato con Vasena. “Tenemos satisfacción por el sustancial avance de estas negociaciones en el marco que nos ha fijado la Presidenta, que no es otro que el de reforzar el empleo y la producción”, dijo Giorgi.

Claudio Maldonado, delegado de la UOM en la planta de Mahle, dijo que habían tenido una reunión con Vasena y que les causó una buena impresión. “Estuvo acá; nos dijo que se solidarizaba con todos nosotros y que le preocupaba mucho lo que estaba pasando”, afirmó.

Fuente: La Nación (29/05/09)