El grupo automotor italiano Fiat intenta absorber las plantas de General Motors (GM) en América latina, China y Rusia, además de las de Alemania, en sus planes de expansión para superar la crisis global que afecta al sector, dijeron ayer fuentes industriales italianas a la agencia ANSA.

Fiat, que cuenta en Córdoba con dos fábricas (una de autos y otra de camiones Iveco), se quedaría con las instalaciones de GM en las afueras de Rosario.

Esta compañía norteamericana está al borde de la quiebra en su país.

En tanto, la ministra de la Producción, Débora Giorgi, prometió que “no va a permitir la eliminación” de la fábrica santafecina de GM, según aseguró ayer el sindicalista metalúrgico Juan Belén, que afirmó que las suspensiones de personal en ese establecimiento “están condicionadas a que no haya despidos”.

Fuente: La Nación (06/05/09)