Fiat, la automotriz italiana que asumirá el control de Chrysler en Estados Unidos y que está intentando comprar la división europea de General Motors (GM), podría buscar adquirir las operaciones de GM en Latinoamérica, China y Rusia para expandir su alcance.

Fiat no solo está interesada en Opel, la división alemana de GM, sino también en las operaciones de la automotriz de Detroit en mercados emergentes, dijeron personas familiarizadas con la situación. 

El acuerdo de Fiat con Chrysler regresará sus modelos al mayor mercado de automóviles del mundo. Realizar más adquisiciones ayudaría a alcanzar la meta del responsable ejecutivo, Sergio Marchionne, de un volumen de ventas anuales de más de 5 millones de automóviles.

“Comprar la división latinoamericana de GM tiene sentido bajo el plan de Marchionne de sobrevivir creciendo”, dijo Luca Peviani, director general de P&G Sgr SpA.

“Si Marchionne consigue la organización de GM en China potencialmente tiene el volumen que considera que necesita”, sostuvo Peter Schmidt, analista de Automotive Data en Leamington Spa, Inglaterra. 

Fiat, con sede en Turín, vendió 2,15 millones de automóviles el año pasado y sumar Chrysler, con sede en Auburn Hills, estado de Michigan, elevaría el total a 4 millones. Aunque el número es inferior al que Marchionne dice que garantizaría la viabilidad de la empresa a largo plazo, el año pasado GM logró 1,5 millones de ventas de modelos Opel, 1,3 millones en Latinoamérica y 1,5 millones en la región Asia- Pacífico. Otros interesados son los fondos soberanos Abu Dhabi Investment Council y Government of Singapore Investment, y tres fondos de capital riesgo, según personas cercanas a las negociaciones. Fiat tenía 9% del mercado europeo en 2008. Las marcas de Volkswagen ocuparon el primer lugar con el 19%, seguidas por las de Peugeot Citroën con el 13,2 por ciento. Si Fiat se quedara con Opel su cuota subiría a alrededor del 16 por ciento.

Fuente: Cronista (05/05/09)