El número de vehículos vendidos en Japón cayó un 28,6 por ciento en abril frente al mismo mes de 2008, al nivel más bajo desde 1968 cuando se comenzó a registrar el indicador, anunció hoy la Asociación Japonesa de Vendedores de Automóviles.

En abril se vendieron 166.365 vehículos, frente a las 232.993 unidades de doce meses antes, con las reducciones más significativas en el apartado de turismos.

El dato de abril supone el noveno descenso consecutivo de las ventas de turismos, autobuses y camiones, debido a la contracción de la demanda por la situación económica de recesión que atraviesa Japón.

En opinión de los expertos consultados por la agencia local Kyodo, los recortes de impuestos para los vehículos de bajas emisiones no han podido contener la caída de la demanda.

Entre los fabricantes nipones de automóviles, tan sólo Honda y Daihatsu registraron aumentos interanuales de las ventas en abril, con un incremento del 4 por ciento, el primero en seis meses, para Honda y una subida del 23,4 por ciento para el segundo.

Según Kyodo, de las 32.387 unidades vendidas por Honda en abril gran parte fueron para su nuevo modelo híbrido, “Insight”, que salió al mercado en febrero.

Toyota, el mayor fabricante de coches de Japón, redujo un 32,5 por ciento las ventas, hasta las 75.777 unidades, aunque los analistas esperan que se recupere con la presentación de su nuevo modelo híbrido “Prius” dentro de dos semanas.

Por su parte, Nissan vendió en abril 21.170 unidades, un 38,7 por ciento menos, el noveno descenso mensual consecutivo.

La venta de vehículos de transporte de pasajeros se redujo un 27,2 por ciento en tasa interanual, hasta 146.478 unidades, mientras que, dentro de este grupo, los coches familiares sufrieron una caída de 36,4 por ciento (57.714 unidades).

Asimismo, en abril se vendieron 88.764 coches compactos un 19,6 por ciento menos que en el mismo mes del año anterior.

Fuente: Agencia EFE (03/05/09)