La caída de las ventas de vehículos causó problemas en la industria automotriz. Algunas empresas tienen serios problemas financieros, por lo que ven en la fusión o en la venta una posibilidad para sobrevivir.

Así,   Volkswagen podría comprar Porche  por unos USD 14 600 millones, o podrían fusionarse para conformar una nueva empresa.   De fusionarse,  captarían dinero fresco de un tercer socio:  Qatar, que es el tercer mayor accionista de Volkswagen. También los miembros de las familias propietarias aportarían varios miles de millones de euros.

Por otro lado, los abogados de Chrysler LLC dijeron que la empresa presentará una moción para vender  todos sus bienes a la automotriz Fiat SA. La decisión se adoptó luego de que Chrysler se declarara en quiebra el jueves pasado. Se esperaba el anuncio para ayer.

Además, Fiat  va tras otra automotriz, la alemana Opel de General Motors, que  necesita unos USD 4 300 millones para superar la crisis. La  canadiense Magna International Inc. también ha mostrado  interés por adquirir Opel.

Fuente: Agencia EFE (03/05/09)